Michelin vuelve a MotoGp no sólo en las motos de competición, sino también como monta del BMW M2 safety car de MotoGP en todos los circuitos del mundo durante la temporada 2016, que montará exclusivamente los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

En 2016 Michelin regresa a la competición de MotoGp como proveedor único de neumáticos. Los avances tecnológicos de Michelin estarán presentes evidentemente en las motos de la competición, pero también en el coche de seguridad que recorre el circuito al comienzo de cada carrera gracias al acuerdo con BMW, que equipara su safety car con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 en las dimensiones 245/35 ZR 19 para el delantero y 265/35 ZR19 para el trasero.

Los neumáticos, disponibles ya en el mercado, que montará el BMW M2 Coupé, incorporan las tecnologías desarrolladas en carreras como las 24 Horas de Le Mans. Los neumáticos proporcionan una combinación única de tres tecnologías de Michelin: la cintura de aramida, la banda de rodadura Bi-Compound y el Variable Contact Patch 3.0.

La cintura en aramida está formada por una fibra de alta densidad, usada principalmente en aeronáutica y equipamiento militar de protección, cuya principal característica es su gran resistencia. A peso equivalente, la aramida es cinco veces más resistente que el acero. El perfil del neumático a gran velocidad se mantiene, así, perfectamente controlado y la huella al suelo permanece constante, incluso a las mayores velocidades, para tener permanentemente un agarre máximo.

La goma de la banda de rodadura del neumático Michelin Pilot Sport Cup 2 incorpora la tecnología Bi-Compound. En el lado exterior, la goma proporciona un agarre en seco excepcional en los apoyos, especialmente en las curvas cerradas. En el lado interior del neumático, un elastómero de la goma diferente permite obtener el mejor agarre en mojado y adherirse a la menor irregularidad de la carretera.

La pertinencia de la innovación Variable Contact Patch 3.0 permite mantener siempre la misma cantidad de goma en contacto con la pista en rectas, en curvas y en apoyos cerrados, ya que la forma de la huella al suelo cambia en función de las condiciones de la conducción en tiempo real, garantizando así un control total del vehículo.

La estrategia de Michelin consistente en la transferencia de tecnologías "de la pista a la carretera" refuerza la estrecha cooperación con BMW. Iniciada con el prototipo M5, la relación entre ambas compañías es aún más fuerte gracias a las recientes homologaciones de neumáticos Michelin para los BMW M3, M4, M6, X5 M y X6 M.