Goodyear planea invertir alrededor de 500 millones de dólares (366,75 millones de euros) en la construcción de una nueva planta, la más avanzada en tecnología, y que contaría con una capacidad de producción anual inicial de unos seis millones de cubiertas, con posibilidad de aumentar a medida que crezca la demanda.

Todavía no se ha seleccionado, sin embargo, el lugar donde se construiría la planta, pues se está analizando cuál sería el sitio más apropiado para atender al consumidor de las regiones de Norteamérica y Latinoamérica. De realizarse, el proyecto se iniciaría a lo largo del primer semestre del 2017.

Remarcar que la nueva fábrica de Goodyear formaría parte de la actualización de su plan de asignación de capital 2014-2016, con el fin de aumentar la rentabilidad de los accionistas y aprovechar oportunidades de crecimiento de alto rendimiento en ambas áreas.