Datos presentados en una mesa redonda celebrada en Bruselas revelan que la etiqueta europea del neumático ha influido en más de dos de cada tres consumidores que compraron neumáticos en 2013.

Según el estudio llevado a cabo por IPSOS MarketQuest para Goodyear-Dunlop en seis mercados europeos, el 71% de los compradores de neumáticos que conocían la etiqueta, antes de realizar su compra, tuvieron en cuenta las calificaciones en los tres parámetros que contempla.

Las cifras también ponen de manifiesto que más de la mitad (54%) de los distribuidores de neumáticos europeos utilizan la etiqueta a la hora de vender neumáticos, ya que la consideran una herramienta útil.

La etiqueta del neumático también ejerce una influencia cada vez mayor sobre las decisiones de compra de las flotas europeas de vehículos comerciales.

Por otro lado, los resultados de la encuesta realizada por MV2 Conseil para Goodyear Dunlop, en la que participaron alrededor de 500 flotas de Francia, Alemania, Italia, Polonia y España, resaltan la importancia del etiquetado.

Algo más de la mitad de las flotas (54%) afirmó que la etiqueta influye en su elección de neumáticos y dos tercios (66%) consideran que la eficiencia de combustible es el parámetro más importante de la etiqueta.

Goodyear Dunlop organizó una mesa redonda con el fin de reunir a los principales agentes y expertos del sector en un debate sobre la evolución de la etiqueta, ahora que se acerca el primer aniversario de la implantación de la norma.

Recordemos que la etiqueta europea del neumático, obligatoria para todos los neumáticos vendidos en Europa, clasifica los neumáticos de turismo y camión de acuerdo a tres factores: resistencia a la rodadura, agarre sobre mojado y ruido externo. La legislación entró en vigor en noviembre de 2012.