El renting se está convirtiendo, cada vez más, en una opción más que interesante de movilidad, no sólo para empresas. Según comenta CSS en su blog, cada vez más particulares acceden a esta alternativa para acceder a un vehículo sin necesidad de comprarlo.

Tanto es así que las cifras con las que cerró el sector en 2017, con un incremento del 20,93%, se han visto superadas en el primer mes de 2018, cuando se han contabilizado 20.120 unidades en renting, lo que supone un crecimiento del 30,53% respecto al mismo mes del año anterior, de acuerdo a los datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER).

Por su parte, el mercado total en España también ha arrancado el ejercicio con incrementos en sus cifras, al registrar un crecimiento de las matriculaciones de un 19,44%, con 119.972 unidades. La inversión total, realizada en la adquisición de vehículos nuevos por las compañías de renting, alcanzaba los 378 millones de euros, un 29,90% más que en enero de 2017, cuando se contabilizó una inversión de 291 millones.

Por segmentos, todas las clases de vehículos experimentaron crecimientos. Mientras tanto, las diez marcas más matriculadas en renting en el canal de empresa han representado el 74,19% del total de unidades, frente al 69,35% que coparon en enero de 2017. El crecimiento ha sido del 32,79%, mientras el renting, en el canal de empresa aumentó un 24,13%.

En lo relativo a los modelos más demandados en renting, en enero de 2018 han acaparado el 27,45% del total de vehículos matriculados en el canal de empresas, mientras que en enero de 2017 supusieron el 20,42%. El crecimiento experimentado por estos diez primeros modelos ha sido del 66,85% en relación al mismo mes del año pasado. Los SEAT Ibiza, Arona y León y dos furgonetas (Renault Kangoo, Citroën Berlingo y Peugeot Partner) coparon los seis primeros puestos por preferencias.

Estas cifras vienen a demostrar la importancia y el peso que va adquiriendo el renting dentro de las opciones de movilidad disponibles. Según CSS, “esto significa una oportunidad más de negocio para los talleres de reparación, que deben contemplar (y explorar) esta opción como una más para asegurar un flujo periódico de vehículos a sus instalaciones”.