El Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC) llegó a su punto intermedio provocando más victorias, carreras emocionantes, pódiums y mejoras en el Campeonato para varios equipos Dunlop.

Las seis horas de la carrera dieron motivos para la celebración principalmente al Aston Martin Racing que lidera ahora la Copa de Resistencia GT y el nuevo equipo RGR Sport que ganó su carrera en casa. Las lluvias durante la carrera añadieron emoción dando a las tres categorías la oportunidad de utilizar la versátil opción intermedia de Dunlop.

En LMP1, ByKolles CLM cogió el liderato inicialmente en la LMP1, gracias a un inicio fuerte pero cayó al quinto puesto de la carrera. El equipo Rebellion R-One de Imperatori, Kraihamer y Tuscher reclamó entonces el primer puesto y lideró la categoría hasta el final de la carrera, consiguiendo la victoria en la categoría y el quinto puesto en la clasificación general.

En LMP2, RGR Sport obtuvo la pole el viernes espoleado por el apoyo local y lideró la carrera en el primer tramo. Un percance durante la primera parada en boxes hizo perder al equipo mexicano un tiempo valioso, lo que hizo perder puestos al equipo de Ricardo Gonzales/Filipe Albuquerque/Bruno Senna. G-Drive Racing (Oreca) y #36 Signatech Alpine se intercambiaron en el liderato, pero con 20 minutos de diferencia con el equipo de casa recobrando el liderato en el Ligier, cruzando la línea con menos de dos segundos de ventaja respecto a Alpine y con el resto de los equipos al menos tres vueltas por detrás.

Por último, en la categoría LMGTE, México supuso la tercera victoria de Aston Martin/Dunlop en el primer año de su alianza y la primera en la categoría Pro. Los triunfadores fueron Darren Turner y Richie Stanaway con el #97 Aston Martin Vantage con Nicki Thiim y Marco Sørensen en el coche hermano terminando en tercer lugar.