Las ventas de neumáticos de invierno cuentan con un reducido mercado en nuestro país, ya que las zonas donde se registran precipitaciones de nieve o muy bajas temperaturas son escasas y se localizan fundamentalmente en el norte de la península. Además, la venta depende directamente de la época de nevadas.  

 

Este segmento, tan específico, seguirá siendo un mercado residual hasta que el consumidor en general conozca las ventajas que aportan a la seguridad vial en los recorridos del día a día en invierno.

En algunas zonas, debido a la climatología, existe un mercado potencial, pero las cadenas siguen siendo el principal recurso. De hecho, el total de las ventas representa poco más del 1 % del mercado total, frente al casi 50 % de otros mercados, como el alemán, donde los conductores poseen dos tipos de cubiertas: invierno y verano.

Es importante reseñar que los neumáticos de invierno actuales no son tan exclusivos como los de hace unos años, ni tampoco se pueden emplear sólo bajo unas condiciones extremas. Su concepto ha variado, aunque muchos potenciales compradores siguen pensando (erróneamente) que se trata de cubiertas para conducir sobre mojado o nieve. Sí es un neumático un poco más ruidoso y con un desgaste superior a uno convencional. Sin embargo, sus magníficas prestaciones compensan estos inconvenientes.

Michelin reconoce que su concepto está cambiando, “pero lentamente”. Opina que el cambio es fruto de un mayor y mejor conocimiento del producto por parte de un consumidor que persigue una mayor seguridad, movilidad y comodidad. “La persona que los prueba en época de otoño o invierno ya no deja de montarlos, incluso algunos no los desmontan en verano”, afirman.

“Hay que descartar la idea de que el neumático de invierno es sólo para zonas donde nieve en exceso o presente temperaturas extremas”, aconsejan desde Bridgestone, mientras en Ruedas y Neumáticos indican que los clientes se han dado cuenta que se trata de neumáticos que pueden llevarse todo el año.

Los conductores, sabedores de sus mejoras, han comenzado a aceptar este tipo de neumático, debido a que en el mercado actual persigue tener la cubierta mejor preparada para la estación invernal. Permiten beneficiarse de ventajas como agarre extremo en frío, lluvia y nieve.

Los propios conductores siguen temiendo la carreteras invernales, y no les falta razón. En época fría, el peligro de accidente es seis veces mayor que en verano: más de la mitad de los accidentes suceden en invierno.

 

Sus laminillas, clave

 

Determinantes en el rendimiento que puedan ofrecer los neumáticos de invierno son las laminillas, que recortan el dibujo de la banda de rodamiento y garantizan una mayor evacuación del agua y motricidad en condiciones complicadas. La existencia de un gran número de laminillas en los tacos tiene la finalidad de mantener la adherencia en superficies deslizantes.

Frente a un asfalto mojado, nevado o con hielo, la mejor opción son los neumáticos de invierno, sin duda. Por ejemplo, sobre nieve y a 50 km/h., un neumático de verano necesita unos 30 metros más para detenerse que uno de invierno nuevo. Este ‘detalle' puede salvar vidas.

El de invierno es el neumático perfecto para los momentos que la temperatura ambiente se sitúa alrededor de los 8-10ºC, muy habitual en numerosos puntos de nuestra geografía durante los meses de invierno. Su gran ventaja se aprecia en los días que el termómetro baja de los 7ºC, pues en ese instante la goma de un neumático convencional se vuelve más rígida y pierde algunas propiedades de adherencia.

España tiene fama de tener un clima que no necesita neumáticos de invierno, afirman en Continental, que añade seguidamente: “Pero poca gente reflexiona sobre cuántas veces uno coge el coche con bajas temperaturas y qué efecto tienen éstas sobre la elasticidad del caucho”.

Hace innecesario, además, el uso de cadenas, ganando en confort de rodadura y en el nivel de placer en la conducción.

 

Poco conocidos

 

La mayor desventaja la encontramos en la escasez de información - incluso por parte de las autoridades - y el desconocimiento del producto. Se calcula que en España sólo un 15-20 % de la población sabe que existen estos neumáticos, personas de nivel cultural y adquisitivo medio-alto: de hecho, un destacado porcentaje de los usuarios no conocen todavía la existencia de este tipo específico de cubiertas, y mucho menos sus ventajas.

Otros potenciales compradores piensan, de forma equivocada, que son neumáticos ruidosos, que incrementan el consumo y que únicamente pueden emplearse en condiciones muy extremas.

La firma Ruedas y Neumáticos comenta que es “desconcertante” la poca información que envían algunas autoridades, que se limitan a recordar la necesidad de llevar cadenas, pero no indican que los neumáticos de invierno son una alternativa perfectamente legal a dichas cadenas, según recoge el Real Decreto 2822/1998. Recordemos que España es el segundo país más montañoso de Europa, con una altura media únicamente superada por Suiza, y no es nada raro encontrarse con hielo o nieve en muchísimas zonas del interior de la zona centro-norte.

“El mercado se está ampliando poco a poco y cada vez hay más gente que conoce este tipo de cubiertas”, señalan en Pirelli, que agrega, no obstante que todavía queda mucho trabajo por hacer en este sentido.

 

Medidas

 

Para dar a conocer los neumáticos de invierno, los cinco principales fabricantes (Bridgestone, Continental, Michelin, Dunlop y Pirelli), bajo la denominación del Consorcio del Caucho, han iniciado diversas acciones para promocionar este tipo de productos y sus ventajas, especialmente en las zonas geográficas donde los inviernos son más duros.

Estas campañas van dirigidas a los medios especializados del motor y de los deportes de nieve. Están enfocadas a la formación y sensibilización de la red de distribución, además de para sensibilizar instituciones como la DGT.

“Creemos que con un pequeño apoyo de las instituciones y organismos que se ocupan de la seguridad y circulación, podremos hacer llegar el mensaje a más gente”, apuntan desde Pirelli. Michelin, por su parte, ha desarrollado un amplio kit de comunicación con elementos dirigidos a los distribuidores (para ayudarles en la tarea de recomendación y argumentación de estos neumáticos) y a los consumidores (para presentarles las ventajas en materia de seguridad, movilidad y comodidad).

El desconocimiento del producto hace que las cadenas sigan siendo el dispositivo antideslizante más utilizado. Tampoco se conoce el servicio que brindan los distribuidores de “guarda neumático”, para los neumáticos de verano.

Durante los últimos años, los grandes fabricantes han definido el pictograma de una montaña de tres picos con un copo de nieve como la identificación de neumáticos de invierno de última generación.

 

Bridgestone

Bridgestone lanzó el pasado curso dos nuevos modelos de neumáticos de invierno: el Blizzak LM-30 y el Blizzak LM-35. Ambos proporcionan una seguridad de conducción más alta, así como ventajas económicas y medioambientales.

El Blizzak LM-30 está preparado para dar seguridad con nieve y hielo, con una enorme capacidad de frenada sobre superficie mojada por la lluvia o granizo. Por su parte, el Blizzak LM-35 centra la seguridad para la época invernal, con un gran rendimiento a alta velocidad en autopista gracias a su excelente manejabilidad, tanto en seco como en mojado. Las dos cubiertas han sido testadas por los principales fabricantes de vehículos.

Recientemente Bridgestone ha presentado el nuevo neumático Winterhawk EVO de Firestone, un neumático que proporciona el mejor rendimiento sobre cualquier condición invernal. No en vano, los últimos avances tecnológicos con el compuesto EVO dan el mejor rendimiento en su clase sobre mojado, nieve y en seco.

 

Continental

El ContiWinterContact TS 830 posee un dibujo orientado al sentido de la marcha con una separación funcional, al tiempo que la zona central de la banda de rodadura está diseñada para agarrarse al hielo y los flancos, con un mayor rendimiento de frenada en nieve. Para ello se equipó la zona central de la cubierta con grandes tacos y gran densidad de laminillas, que gracias a sus numerosos cantos se agarran fuertemente a la calzada helada.

Señalar que el ContiWinterContact TS 830 reacciona al volante con una gran rapidez, siendo posible una mayor velocidad en curva. La concepción direccional del dibujo es muy similar: garantiza una evacuación rápida del agua en lluvia y la expulsión también rápida de la nieve semiderretida de la superficie de contacto con el suelo.

Finalmente, con la direccionalidad de marcha puede ordenarse los elementos del dibujo de tal modo que el neumático resulte más silencioso. El ContiWinterContact TS 830P es para vehículos con mayor cilidrada. Ya en 4x4 disponen de dos modelos para uso invernal: Conti4x4WinterContact y ContiCrossContactWinter.

 

Grupo Total

Este distribuidor de neumáticos es plenamente conciente de la diferencia entre neumáticos de invierno y verano. Grupo Total, además de comercializar cubiertas de invierno de las principales marcas de neumáticos, cuenta con sus marcas propias Blackstone y Novex y la exclusividad sobre Silverstone (gama Snowblitz) y Maxxis.

La mencionada Maxxis, marca asiática de neumáticos ‘quality', presenta una amplia gama, con tres modelos para invierno (el MA-PW, MA-W2 Wintermaxx y MA-SW Victra) que le permite cubrir los segmentos de consumer, altas prestaciones, 4x4 y vehículos comerciales ligeros. Señalar, finalmente, que todos los neumáticos de invierno de Maxxis se identifican con el símbolo “winter” en el flanco.

 

Michelin

Michelin es una de las marcas más reconocidas por los consumidores europeos en cuanto a la seguridad en suelo mojado, la fiabilidad de sus productos y la contribución a la seguridad en carretera. Además, ahorran carburante, duran más y poseen una alta calidad: sus neumáticos están identificados con el marcaje “M S”.

Su oferta en neumáticos de invierno está organizada entorno a tres gamas (turismo, 4x4 y vehículos comerciales ligeros) y siete productos: Alpin, Primacy Alpin, Pilot Alpin y ZP en turismo; Latitude Alpin y Latitude Alpin HP en 4x4; y Agilis Alpin para vehículos comerciales ligeros.

Este año, como novedad, la firma francesa lanza el nuevo Michelin Alpin 4, un neumático que realiza un 35 % más de kilómetros que la media de sus competidores, mejora la tracción en un 10 % y frena un 5 % antes.

 

Pirelli

Pirelli comercializa una gama muy extensa de neumáticos de invierno, con modelos para 4x4 y SUV, como el Scorpion Ice & Snow, otros para vehículos de baja y media cilindrada, como el Snowcontrol II, presentado el pasado año, y otros para coches de alta cilindrada, como el Winter Sottozero I y Winter Sottozero II.

Precisamente, este último neumático puede ser considerado el principal representante de la gama winter, gracias a su elevada versatilidad de uso, que le permite rodar con plena seguridad en condiciones invernales por debajo de 7ºC, con una excepcional capacidad de agarre, además de mantener un destacado comportamiento y prestaciones sobre cualquier superficie y otras circunstancias de clima, no tan extremas.

 

Ruedas y Neumáticos

Nokian, firma nórdica distribuida en nuestro país por Ruedas y Neumáticos, dispone de una amplia gama de neumáticos de invierno, su gran especialidad. Sobresale el Nokian WR G2, de excepcional agarre tanto en seco como en mojado gracias a un flanco diseñado especialmente para ofrecer las mejores prestaciones en nieve húmeda (slush). Tiene las estrías pulimentadas para expulsar el agua con una mayor eficacia, además del indicar de desgaste que permite ver los mm. restantes en la huella, sin necesidad de medirlo con ningún instrumento.

Otras cubiertas de invierno son WR C Van y WR C Cargo para furgoneta, y el WR G2 SUV para los vehículos SUV.

 

Vredestein

La firma holandesa cuenta con una amplia gama de neumáticos de invierno, con el Snowtrac 3 como producto de más venta. Entre sus características presenta un innovador surco central para una buena evacuación de agua y un excelente agarre en invierno, al tiempo que el patrón de desgaste, equilibrado, permite el mejor rendimiento durante la vida del neumático.

Además, posee profundidad de las ranuras variables para lograr una distribución óptima de la presión de la huella, notable evacuación de nieve y barro y laminillas en forma de zig-zag para mejorar la frenada y aceleración y optimizar la autolimpieza.

El neumático de invierno de Vredestein tiene un compuesto que permite un agarre excepcional y una cómoda conducción en situaciones adversas. Otros modelos son Snowtrac T70, Wintrac 4 Xtreme, Snowtrac 2 y Wintrac Xtreme.