El proyecto Ecopuertos, que se ideó en Motril en el año 2013, ha puesto en marcha una acción para el próximo 5 de mayo para retirar los cientos de neumáticos viejos que permanecen abandonados en los acantilados de la playa granadina de Castell de Ferro.

En la operación, prevista para el 5 de mayo inicialmente, participarán voluntarios de Sierra Nevada Limpia (SNL), del Grupo de Actividades Espeleológicas de Motril, del Club de Buceo Universitario de Granada, Ecocampus, las empresas OcioAventura y el club de buceo Aquamarina, el grupo de Protección Civil de Gualchos-Castell, personal del Ayuntamiento de Castell que aportará también medios como un camión y otros particulares como Antonio Prieto y Javier García, de Kayak La Rijana, que se sumarán con sus embarcaciones propias.

Todos trabajarán de forma altruista mientras que Ecopuertos se hará cargo de la logística. El acantilado donde se encuentran los neumáticos tiene una gran pendiente y es de muy difícil acceso por lo que serán profesionales y voluntarios muy preparados los que desciendan hasta el límite con el mar. A partir de ahí, se ha diseñado un sistema con tirolinas y poleas ancladas a postes para ir subiendo las ruedas hasta la carretera, según informa el diario ideal.es.

El proyecto Ecopuertos tiene los acantilados de Castell en el punto de mira desde el pasado año, cuando lograron sacar 230 ruedas de la zona. Pero esta vez se ha diseñado una operación más ambiciosa y compleja. El responsable del proyecto Ecopuertos ha contado para ello con la complicidad de la alcaldesa de Gualchos Castell, Toñi Antequera, que ha logrado los permisos de la delegación de Medio Ambiente.

El proyecto Ecopuertos, fue proyectado en Motril en el año 2013 por el científico Enrique Montero, profesor jubilado de la Universidad de Cádiz e impulsor del proyecto, que logró repercusión a nivel nacional por la iniciativa pionera de que los pescadores llevaran hasta el puerto, en lugar de devolverla al mar, los residuos que atrapaban en sus redes y que desde entonces entran en un circuito integral de reciclaje. El proyecto se sostiene con financiación privada obtenida de organizaciones como Ecoembes.