El sábado 21 de septiembre se celebró un “family day” especial, organizado por Marangoni en su establecimiento de Henstedt-Ulzburg para festejar con todos los colaboradores y sus familias la importante meta de los 100 años de historia de la empresa alemana. También participaron en el evento Vittorio Marangoni, presidente y CEO del grupo Marangoni, y Matthias Leppert, director General de Marangoni Retreading Systems Deutschland.

Ambos dieron un discurso frente a las casi 250 personas que, durante el transcurso del día, participaron en los festejos por el centenario. Para la ocasión, también se reunió en la instalación situada 30 km al norte de Hamburgo todo el equipo de ventas europeo del departamento Retreading Systems , junto con otros representantes y directores procedentes de Italia. El éxito de la iniciativa estuvo garantizado por la participación activa de muchos empleados y familiares en la organización de las diferentes actividades.

En su discurso de bienvenida, Matthias Leppert recorrió las etapas fundamentales de la historia de la empresa alemana, subrayando el papel fundamental de dos figuras -ambas presentes entre los invitados al evento- que han contribuido en plasmar de forma significativa la sociedad: el ex administrador delegado Klaus Zimmermann, que dirigió la actividad durante el tránsito decisivo de empresa familiar a empresa con carácter internacional. Por otra, Vittorio Marangoni, quien en la actualidad representa la nueva generación que lleva las riendas del grupo Marangoni.

La sociedad fue fundada en 1919 por Heinrich Ellerbrock, encargado asimismo de bautizarla. Inicialmente, la fábrica producía suelas para calzado y otros artículos de goma. A pesar de las condiciones difíciles de la primera posguerra, la actividad tuvo éxito y, a finales de la década de los treinta del siglo XX, contaba ya con casi 65 empleados. La planta quedó completamente destruida en un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial. La actividad del recauchutado de neumáticos empezó tras la reedificación del establecimiento. El primer cliente importante fue, en aquel momento, el ejército británico destinado en el territorio alemán. La centralidad del negocio del recauchutado de neumáticos creció con el tiempo y se consolidó, en 1990, con la adquisición por parte del grupo Marangoni. Esta etapa de la historia coincide también con el cambio del nombre en Ellerbrock Reifenrunderneuerungs-Technologie GmbH. En 1993, la empresa, para poder ampliarse, abandonó la sede originaria para trasladarse a la sede actual de Henstedt-Ulzburg. Las instalaciones se levantan en un área de 26.500 m2, a los que se suman 13.500 m2 del centro logístico.

En el curso de sus cien años de historia, la existencia de la empresa alemana se ha visto varias veces en peligro. Además de la destrucción completa durante la segunda guerra mundial, en los años 2000 dos incendios graves provocaron muchos daños y la interrupción prolongada de la producción. En 2011, la sociedad adoptó la denominación de Marangoni Retreading Systems Deutschland GmbH, ratificando así el vínculo cada vez más estrecho con el grupo y el papel significativo en el proceso de globalización de la marca Marangoni en el sector del recauchutado.