Apenas un año después de la inauguración de la nueva planta de Rosario, Marangoni Argentina aumenta aún más sus dimensiones con la instalación de una quinta prensa de 4 metros para bandas planas (Unitread y Precauch) y de otras dos prensas para la producción del anillo que muy pronto entrarán en producción. La inversión en tecnología se debe, no solo al plan de innovación constante del Grupo Marangoni, que pretende optimizar el proceso de producción y garantizar al mercado un producto de la calidad más alta, sino, sobre todo, al excelente desempeño de Marangoni Argentina durante el último año.

La inversión ampliará la capacidad productiva de la empresa, permitiéndole funcionar en pleno y conquistar una posición de primer orden en los mercados de referencia: Marangoni Argentina posee un 30% del mercado doméstico, con un promedio de 1,1 millones de neumáticos recauchutados al año.
La instalación de las nuevas prensas contribuirá a incrementar la capacidad productiva en unas 30 t/día, lo que consentirá de aumentar las exportaciones hacia los mercados suramericanos, reducir las importaciones de Brasil y conservar la alta cuota de participación en el mercado argentino. Marangoni Argentina alcanza los objetivos, fijados en el momento de la inauguración de la nueva fábrica, de productividad y calidad con una mejora del servicio, respaldados por un crecimiento del volumen de negocios en todos los países suramericanos hispanohablantes.
La apertura de esta planta de producción que ha requerido inversiones importantes en términos de infraestructuras y equipos, ha hecho subir a 5 las plantas de producción activas en el mundo equipadas también con la línea Ringtread y que dependen de la división del Grupo Marangoni especializada en el recauchutado en frío con preestampado.