“El cambio climático constituye un fenómeno global, tanto por sus causas como por sus efectos y requiere de una respuesta multilateral basada en la colaboración de todos los países”. Así lo indican desde Tratamiento Neumáticos Usados (TNU), que aboga por el reciclado de neumáticos fuera de uso por medio principalmente de su reutilización, ya que se aporta un importante ahorro ecológico a la sociedad.

Desde el inicio de su actividad en 2006, TNU ha recogido en España más de 699.902 toneladas de neumáticos usados, equivalente a dejar de emitir al medio ambiente más de 3.060 millones de toneladas de CO2, ahorrando más de 979,8 millones litros de petróleo y no consumir 81.888 millones de litros de agua.

En España, se consumen cada año aproximadamente 20 millones de nuevos neumáticos que, posteriormente, habrá que reciclar y la cantidad va en aumento, ya que cada año se desechan más de 220.000 toneladas de este producto petroquímico.

Desde TNU indican que “el neumático reciclado está presente más de lo que creemos en nuestro día a día, a través de la Economía Circular, en la que su objetivo es reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes, además de cumplir con el Real Decreto 1619/2005 por el que se regula, obligatoriamente, el reciclado de neumáticos fuera de uso, aprovechando al máximo todos sus componentes (caucho, metal, tejidos, etc.)”.