Texa presentó ante los medios en su delegación de La Palma de Cervelló (Barcelona) sus principales novedades, ya lanzadas en la pasada edición de Automechanika, en Frankfurt. Se trata de la línea Konfort Serie 700 de aire acondicionado, el OBD Matrix y el software IDC4.

La firma italiana ha renovado su gama de estaciones Konfort para el mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado, respondiendo así a las nuevas normativas medioambientales. Su grado de innovación queda demostrado a través de las ocho patentes internacionales registradas por Texa.

Recordemos que desde el presente 2.011 todos los nuevos vehículos a motor de nueva homologación de peso inferior a 3,5 toneladas deben emplear para el sistema de climatización el refrigerante R1234yf, menos contaminante que el R134a.

La gama Konfort sobresale con el modelo 780 Bi-Gas, que puede trabajar indiferentemente con ambos gases, permitiendo al operario pasar sin dificultad de un sistema de climatización con un refrigerante a otro.

Los otros modelos de la gama - 720 R, 760 R y 760 R Bus (específico para vehículos con grandes sistemas de climatización) - pueden ser adquiridos o ya predispuestos para el gas R1234yf, o para el actual R134a, con la posibilidad en cualquier momento de ser convertidos con un kit opcional al nuevo refrigerante.

Indicar que las nuevas Konfort se han diseñado en función de las particularidades del novedoso refrigerante, mucho más sofisticado y delicado. Hablamos de la inflamabilidad, la necesidad de mayor precisión de medición o del peligro de contaminación.

Premio a la Innovación

Tras el éxito obtenido con el OBD Log, Texa apuesta ahora por el OBD Matrix, que logró alzarse con el Premio a la Innovación en la feria de Automechanika. El OBD Matriz es una “obra maestra en miniatura”, pues es el primer instrumento capaz de leer y registrar directamente en carretera el malfuncionamiento de todas las marcas y modelos, además de todos los sistemas electrónicos.

Posee asimismo una serie de características que lo hacen comparable a un equipo de diagnosis convencional, con una cobertura de 61 marcas y cerca de 1.000 modelos diferentes. Resulta, por tanto, perfecto para detectar las averías esporádicas y temporales: bastará con configurar el OBD Matrix en pocos minutos (seleccionando marca, modelo y sistema específico), instalarlo en el vehículo y dejar que circule durante unos días.

Cuando el cliente regrese al taller, el mecánico simplemente deberá descargar en el ordenador los datos memorizados por el OBD Matrix (hasta 90 horas).

Finalmente, el software operativo de los instrumentos Texa, usado por multitud de mecánicos en todo el planeta, se renueva completamente. El nuevo IDC4 es ahora una plataforma global que gestiona de forma inmediata las diversas categorías de vehículos (turismos, motocicletas, camiones, agrícolas y embarcaciones) que entran en los talleres.

Respecto al sistema IDC3, se ha introducido una nueva gráfica, atractiva e intuitiva, con selecciones más rápidas, novedosas funciones y un área dedicada a la multimedia e informaciones para el cliente.

De hecho, el IDC4 ha sido pensado para cumplir el objetivo de facilitar al máximo el trabajo del operario en la reparación de vehículos cada vez más complicados: sugiere al mecánico los parámetros a controlar y proporciona una lectura instantánea de las anomalías, indicando paso a paso el correcto procedimiento.

Gracias a sus 250 marcas y más de 32.000 selecciones de variantes y motorizaciones, incrementadas a través de actualizaciones periódicas, el IDC4 está considerado “un auténtico instrumento universal siempre en continua evolución”.