Coincidiendo con la edición 88º del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, Pirelli ha dado a conocer su tecnología Cyber Car, desarrollada para equipos originales en colaboración con los principales fabricantes de automóviles y que comunicará directamente al neumático con la electrónica del vehículo, en particular con los sistemas de asistencia a la conducción.

Este nuevo sistema, desarrollado en exclusiva por Pirelli, llegará al mercado a final de este año equipado en los automóviles más innovadores, tanto eléctricos como tradicionales, de los principales fabricantes mundiales. Cyber Car representa el nuevo neumático inteligente, exclusivo por ahora para el mercado de primeros equipos y diseñado en estrecha colaboración con los fabricantes, y suministra datos clave en términos de seguridad y rendimiento. Con la excepción de los sistemas TPMS de monitorización de la presión, hasta ahora no existía comunicación alguna entre la cubierta y la electrónica del coche.

El Cyber Car de Pirelli lleva la digitalización de los automóviles un paso más allá, gracias a una innovadora forma de inteligencia automotriz integrada en ayudas a la conducción ya existentes, lo que mejora el rendimiento, el ahorro de combustible y el impacto ambiental, utilizando toda la información recogida por cada sensor embedido en la cubierta. Datos clave, como la presión, la temperatura interior o la profundidad de la banda de rodadura son algunos de los parámetros que Cyber Car transmitirá a la centralita del coche.

El sistema también tiene capacidad de intervención y activación de ayudas como el ABS o el control de estabilidad. Por ejemplo, al leer el código de identificación del neumático, el vehículo puede alterar la configuración electrónica del mismo para hacer de la conducción una experiencia más segura y confortable. Los datos recogidos incluyen, también, las cargas verticales sobre la cubierta, una información crucial en los modelos eléctricos. En este sentido, la autonomía de la batería se calcula en la actualidad utilizando parámetros estándar, que el sistema Cyber Car de Pirelli puede llegar a precisar: al saber el peso exacto del vehículo, la unidad de control central es capaz de conocer específicamente la autonomía en kilómetros restante.

Cyber Car informa, además, al conductor, utilizando la propia interface del vehículo, de los parámetros de operación estándar del neumático, como la carga vertical, su presión y temperatura, que permite intervenir a tiempo cuando, por ejemplo, las presiones no son correctas. El mantenimiento del neumático pasa a ser más sencillo, gracias a la información específica sobre el desgaste de la banda de rodadura o la precisión del momento exacto en el que rotar las cubiertas. El sistema Cyber Car permite, además, acceder a un elevado número de servicios específicos que pueden personalizarse para adaptarse a exigencias particulares, como la necesidad de servicios de mantenimiento o de asistencia en carretera.