En el marco de una operación especial, la Unidad de Policía Administrativa de Policía Local del Ayuntamiento de Burgos ha inspeccionado 21 supuestos “talleres ilegales”, denunciando a 16 de ellos por carecer de las autorizaciones administrativas necesarias para poder ejercer dicha actividad.

Según informa Burgos Conecta, varios de estos locales carecen de todo tipo de documentación acreditativa, como Licencia de Actividad, autorización de Industria o la relativa a Tratamiento y Gestión de Residuos.

Tras la denuncia de asociaciones y también de particulares, las inspecciones se han llevado a cabo para comprobar el estado de las licencias de estos talleres, así como los requisitos que se han de cumplir en materia de Tratamiento de Residuos e Industria, que regula la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.