La importante revolución tecnológica que está viviendo la sociedad ha provocado un aumento de la demanda de tecnología en el sector de la automoción. “Todos los vehículos nuevos que se venden en los concesionarios de Madrid ya incluyen algún sistema de asistencia a la conducción. Estas ayudas ya no están reservadas para coches de gama alta, también se ofrecen en modelos urbanos generalistas a precios más asequibles”, explica Moisés González, presidente de la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA).

Por este motivo, y ante los 15,5 millones de desplazamientos de largo recorrido en esta Semana Santa, desde AMDA animan a todos los conductores de modelos recientes para que aprovechen las tecnologías y sistemas de ayuda a la conducción (ADAS) que incorporan y los utilicen. Según un estudio de la DGT, de utilizarse estos sistemas de manera generalizada se podrían evitar 51.000 accidentes o ver reducida la gravedad de las lesiones; de hecho, el error humano está presente en más del 90% de los accidentes que se producen en España.

El control de crucero, la frenada automática de emergencia, el sistema de alerta de cambio de carril, el detector de fatiga, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de salida marcha atrás, el control de ángulo muerto o el asistente de cambio de luces automático son algunos de los sistemas con mayor implantación entre el parque de vehículos en España.

“Por falta de conocimiento o por exceso de confianza, hay muchos conductores que, equipando dichas ayudas en su vehículo, no las utilizan o directamente las desconectan porque las consideran demasiado intrusivas. Nuestro mayor consejo es que las utilicen porque nunca saben cuándo les pueden salvar la vida”, comenta Moisés González.

Desde AMDA también quieren incidir en la importancia de revisar el estado del vehículo antes de iniciar un viaje. “De poco sirve comprar un vehículo moderno y equipado tecnológicamente si lo conducimos en mal estado de mantenimiento”, dice el presidente de AMDA. Desde la Asociación Madrileña ofrecen los siguientes consejos:

  • Revisar en un taller oficial los elementos esenciales para la seguridad del vehículo: estado y presión de los neumáticos, frenos, amortiguadores, sistema de iluminación, niveles de todos los líquidos, aceite y filtros.
  • Iniciar el viaje descansado, realizar paradas para descansar cada dos horas y detener el vehículo ante cualquier síntoma de fatiga o somnolencia.
  • En coche siempre con cinturón de seguridad y los niños sentados en su correspondiente silla infantil homologada a su peso y estatura.
  • Cumplir las normas de circulación es la mejor garantía para un viaje seguro: circular a una velocidad adecuada, no ingerir alcohol o drogas si vas a conducir y respetar la distancia de seguridad.