Campos Racing puso en marcha en 2015 el primer Curso Superior de Técnico Especialista en Motorsport, destinado a formar a los apasionados por el mundo de la competición que buscan una salida laboral en este sector. Decenas de alumnos han pasado durante este tiempo por las aulas de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y por las instalaciones de Campos Racing en Alzira (Valencia) y en Barcelona, donde han aprendido el oficio de ingeniero o mecánico en clases teóricas y prácticas trabajando dentro de los equipos de competición.

El 75% de los alumnos ha encontrado una salida laboral. Algunos de ellos forman parte de la plantilla de Campos Racing y otros desarrollan su trabajo en otros equipos de diferentes competiciones internacionales.

Adrià Monclús tuvo claro que si quería trabajar en lo que más le gustaba, tenía que ser alumno del Curso Superior Universitario de Técnico Especialista en Motorsport. “Estudiaba ingeniería y trabajaba como ingeniero júnior en un departamento técnico de maquinaria farmacéutica que abandoné para empezar el curso”, relata Monclús, quien posteriormente hizo las prácticas en el equipo Mahindra de Fórmula E durante la pretemporada como ingeniero de datos. Actualmente, trabaja en diferentes proyectos de I D de vehículos eléctricos junto a Campos Racing.

La experiencia de Álvaro Formoso fue parecida.“Al acabar el proyecto de fin de carrera me surgió la posibilidad de trabajar en una empresa, pero a pesar de estar contento en ella, decidí renunciar a mi puesto para hacer este máster. Fue un riesgo en su día, pero ahora miro atrás y no me arrepiento en absoluto, todo lo contrario”. La clave para elegir el curso fue la formación práctica que ofrecía Campos Racing: “una de las cosas más interesantes, en mi opinión, fue el poder estar durante tres meses pegado a los coches en las instalaciones del equipo. No todos los días puedes observar con detalle un Fórmula 2, un GP3, un Euro Formula Open o un WTCC, y tener el privilegio durante meses de poder preguntar a mecánicos e ingenieros aspectos técnicos y aprender de ello”. Álvaro hizo las prácticas en el equipo de Campos Racing en la GP3 y allí continúa trabajando a día de hoy, como ingeniero de datos.

Por su parte, Íñigo San Martín se ha convertido en ingeniero de Motorsport y se dedica plenamente a ello. Una vez acabó su carrera universitaria se matriculó en la Universidad de Oxford Brookes, en Reino Unido, para realizar el máster de ingeniería en Motorsport. Sin embargo, un mes antes de empezar las clases leyó que se ponía en marcha el curso de Campos Racing. Tras hablar con el director del mismo, Andrés Castillo, no dudó en apostar por él.

“Me ofrecían lo que yo estaba buscando y lo que ningún máster oficial ofrece: trabajo de campo. En definitiva, mancharse las manos, y después unas prácticas en un equipo de carreras de verdad. Cuando me notificaron que las haría en el equipo de GP3, todavía estaba más seguro de haber elegido el curso adecuado. Ahora, un año y medio después, estoy totalmente seguro de haber tomado la decisión correcta en su día, habiendo dejado de lado el máster oficial”, explica el antiguo alumno, quien actualmente trabaja como ingeniero freelance, lo que le permite desarrollar sus habilidades en varios proyectos: es ingeniero de pista en un equipo de Fórmula Renault 2.0 y en otra formación de la Fórmula 4 alemana. Además, de cuando en cuando, trabaja como ingeniero de datos en la Porsche Carrera Cup.

Javier Pérez Blasco tenía un trabajo estable como ingeniero de producción en otra empresa, pero buscaba nuevos retos y dedicarse a las carreras. “La pasión, la curiosidad y la atracción que siento por el automovilismo, unido a la rutina diaria que había adquirido en mi trabajo, fueron determinantes para empezar el curso de Campos Racing”, comenta. “Tuve la suerte de hacer las prácticas con el equipo de GP2, donde desempeñaba las funciones de ingeniero de datos”. Actualmente, continúa en Campos Racing en el equipo de desarrollo de un prototipo de tipo 'buggy', en el que asegura que está adquiriendo unos valiosos conocimiento del proceso de diseño y fabricación de un coche con prestaciones impresionantes.