Se acerca San Valentín (14 de febrero) y a pesar de lo alejado que pueda parecer que el motor se encuentra de las pasiones amorosas, nada más lejos de la realidad... No en vano, ¿cuántas veces nuestros coches han sido cómplices de citas románticas o lugar de refugio al final de la noche?

Por este motivo AutoScout24, que cuenta en su haber con más de 100.000 vehículos en España, ha querido rendir un pequeño homenaje a esta fecha del calendario haciendo un repaso por los coches con los nombres más seductores.

En este repaso no podía faltar un clásico actualizado como el Alfa Romeo Giulietta, el romántico por excelencia. Porque ¿cómo dejar de lado un vehículo que dedica su nombre a los amantes de Verona y cuya publicidad ha encarnado una diva de altura como Uma Thurman? Efectivamente, los automovilistas pueden buscar su final feliz alejados de la tragedia de Shakespeare a partir de 19.000 euros.

Aunque si volvemos la mirada a Hollywood, tampoco podemos olvidar otros vehículos que han levantado pasiones dentro y fuera de las pantallas. Es el caso del BMW Z3 en 'Goldeneye' o del conocido Ford Mustang, en 'Diamantes para la eternidad', que se pueden conseguir en el mercado de ocasión a partir de 2.000 euros, y que hicieron las delicias del conquistador por excelencia, el agente... James, James Bond.

Para aquellas parejas con una cuenta corriente con muchos ceros, se encuentra el Lamborghini Gallardo, un vehículo que, junto a este apuesto nombre y seductor aspecto, rezuma deportividad y potencia y que está disponible a partir de 60.000 euros en el escaparate de vehículos de ocasión, aunque nuevo puede superar los 200.000 euros.

¿Inaccesible para la mayoría de enamorados? No desesperen, la buena noticia es que también podrán soñar con otros modelos más realistas como el Lamborghini Diablo, perfecto para pecar, o el Lamborghini Espada, para auténticos caballeros dispuestos a desenvainar sus armas en defensa de una dama, disponibles por 17.000 y 38.000 euros, respectivamente.

Y si lo que les gusta es el lujo más asequible... súbanse al Mitsubishi Diamante - a partir de 5.000 euros -, porque como dice la letra "un diamante es para siempre".