Continental presentará su tecnología de carga inductiva inalámbrica para vehículos eléctricos en el Continental Tech Show, del mes de junio, así como en la feria IAA Frankfurt Motor Show de septiembre. Según recoge el periódico 20 minutos, la energía de carga se transfiere de forma inalámbrica desde una superficie de tierra a otra receptora en la parte inferior del vehículo, de forma que el conductor sólo tiene que aparcar sobre la superficie de carga.

Gracias a la comunicación entre el vehículo y la estación de carga, el conductor es avisado cuando el primero alcanza la posición de estacionamiento correcta y también cuando la carga ha comenzado.

La solución de Continental permite recargar vehículos y bicicletas eléctricas con una capacidad de carga de hasta 11 kW, lo que supone que “cada minuto de tiempo de recarga proporcione aproximadamente un kilómetro de alcance de conducción”, según la compañía.

En cuanto a su sistema de seguridad, si detecta la intrusión de un objeto extraño debajo del vehículo y/o entre la almohadilla de tierra y la almohadilla del vehículo, la transmisión de potencia se interrumpe inmediatamente.