El Consejo de Administración de Daimler ha aprobado medidas para reducir la contaminación de diesel que incluye una inversión de 220 millones de euros para actualizar más de tres millones de vehículos de motor diesel Mercedes-Benz en Europa, informa Automotive News.

De esta forma, la compañía está tomando las acciones oportunas, en medio de escrutinio de los reguladores alemanes, para reducir la contaminación de las emisiones de óxido de nitrógeno, que se han culpado de causar enfermedades respiratorias.

“El debate público sobre los motores diesel está creando incertidumbre”, ha declarado el CEO de Daimler, Dieter Zetsche, en un comunicado. “Por lo tanto, hemos aprobado medidas adicionales para tranquilizar a los conductores de vehículos diesel y para fortalecer la confianza en esta tecnología”.

Estas medidas no implican costes para los clientes y su implementación comenzará en las próximas semanas en casi todos los coches diesel de Daimler en Europa, con los estándares de emisiones Euro-5 y Euro-6, que recibirán una actualización.

Ejecutivos de Daimler fueron convocados, la semana pasada, para asistir a una reunión con funcionarios del gobierno alemán para explicar el papel del fabricante ante posibles irregularidades en sus emisiones diesel. Por tanto, las medidas adoptadas por la empresa marcan un cambio de enfoque después de que Daimler se comprometiera a luchar contra las acusaciones de fraude por “todos los medios legales”.

Mercedes es uno de varios fabricantes de automóviles señalados en el escándalo tecnológico que envuelve a la industria desde que Volkswagen admitiera, en septiembre de 2015, que instaló software para evitar las normas de contaminación. Agentes de la policía y fiscales participaron, el pasado mes de mayo, en los registros de las sedes de Daimler en toda Alemania como parte de una investigación abierta a principios de 2017.