Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia han descubierto un taller mecánico clandestino en una localidad de la provincia. Los trabajos de reparación se realizaban tanto en el interior de una nave como en la vía pública próxima. Esta actuación fue realizada en el marco del operativo dirigido a la detección de talleres de vehículos que operan de manera ilegal, informa la Cadena Ser.

Un mes después, el Seprona localizaba unas instalaciones en un polígono industrial también en Segovia, pertenecientes a una empresa de transportes donde se hallaban varios vehículos, maquinaria y un depósito de combustible, careciendo, igualmente, de las autorizaciones pertinentes.

En ambos casos, la Guardia Civil procedió a formular las correspondientes denuncias tanto en materia industrial como medioambiental. Como consecuencia de ello, la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León de Segovia instruyó sendos expedientes sancionadores, los cuales se han resuelto con la imposición de sendas sanciones de 7.000 y 6.000 euros, respectivamente, a los titulares de las indicadas actividades ilícitas.