Fiat Chrysler ha tomado la decisión de llamar a revisión a 1,1 millones de sus modelos automáticos debido a que el diseño del selector de cambio está provocando que los conductores se bajen de los vehículos sin darse cuenta que no lo dejaron en la posición de aparcado.

Son el todoterreno Jeep Grand Cherokee, el sedan Dodge Charger y el Chrysler 300. Remarcar que si el vehículo se abandona en la posición “neutral”, se corre el riesgo de que se desplace solo. El fabricante tiene constancia hasta ahora de al menos 41 heridos provocados por este “despiste” provocado por el confuso diseño de la palanca de cambio en estos tres modelos.

La mayoría de los coches que deberán pasar por el taller, unos 811.590 vehículos, se vendieron en Estados Unidos entre los años 2012 y 2015. Hay 16.800 de coches afectados en México y 52.140 en Canadá. El regulador de la seguridad vial empezó a investigar las quejas el pasado mes de febrero y considera que el diseño de la palanca “no es intuitivo”.

El selector electrónico en estos coches tiene cuatro posiciones: P (aparcado), R (marcha atrás), N (neutral) y Drive (conducción). La palanca se echa hacia delante o atrás para elegirla, y después vuelve sola a la posición original. Hay un indicador con una luz verde que señala la posición. En caso de abrir la puerta cuando el coche no está en posición de aparcado, el vehículo avisa pero no apaga el motor.