El neumático es uno de los elementos más importantes del automóvil a la hora de circular con seguridad y pocos conductores conocen que tienen una fecha de fabricación así como un límite de tiempo tras el cual no se puede garantizar la calidad de su material. Por eso, la Federación Regional de Asociaciones de Empresarios de Automoción de Castilla-La Mancha recomienda a todos los conductores que comprueben la fecha de fabricación de los neumáticos y eviten así ser objeto de una estafa.

El neumático tiene un código DOT, indicador de la fecha exacta de producción, que está grabado en el flanco de la rueda, y dispone de un número de cuatro cifras correspondiendo las dos primeras cifras a la semana de fabricación y las dos últimas al año. Un código 0510, por ejemplo, recuerda que la cubierta se ha fabricado en la quinta semana del año 2010. Se trata de un código de fabricación, no de caducidad.

Igualmente, es importante tener en cuenta las condiciones de almacenamiento de la rueda, en cuanto al posicionamiento físico de las unidades, la limpieza de las instalaciones y la aireación, ya que un mal mantenimiento le hace perder sus cualidades aunque no esté instalada en un vehículo.

Si bien, es conveniente considerar que la fecha de fabricación no guarda relación con su caducidad y no indica su eficacia. La vida útil comienza cuando el neumático se instala en el automóvil. Los fabricantes aconsejan cambiar los neumáticos a los 5 años de su fabricación, ya que prolongar la vida de los mismos repercute en pérdida de sus propiedades.