Las sustancias corrosivas son aquellas que se caracterizan por destruir o dañar de forma irreversible una superficie u otra sustancia con la que entren en contacto, indica Loctite en un post que les adjuntamos íntegro.

Incluso pueden causar daños en las personas, como por ejemplo al entrar en contacto con los ojos, por eso es necesario tomar las precauciones necesarias cuando se proceda a su manipulación.

Además, las sustancias corrosivas causan daños en los vehículos, sobre todo en las carrocerías, deteriorando la pintura o pudiendo incluso debilitar la estructura del vehículo.