Michelin ha anunciado la adquisición de PTG y Téléflow, empresas especializadas en sistemas de control de la presión de los neumáticos, herramientas que permiten a los usuarios controlar y ajustar la presión en función del terreno y las condiciones de uso. Estas compras reflejan la intención de Michelin de convertirse en la principal compañía en CTIS en el mercado agrícola a nivel mundial.

Ambas adquisiciones suponen también una transición para la Línea de Productos Agrícolas de Michelin, desde la simple fabricación de neumáticos agrícolas a ofrecer soluciones que tienen en cuenta todos los aspectos de la interacción del neumático con el suelo.

PTG, fundada en 1991 por Martin Tigges, emplea a doce personas en su sede en Neuss (Alemania), donde fabrica y comercializa sistemas de inflado de neumáticos para vehículos y remolques. Especialista en el sector agrícola, PTG es una empresa innovadora con productos diferenciadores, no intrusivos y protegidos por patentes, que se adapta a cada segmento de vehículos agrícolas. Reconocida por AIRBOX/mobil, un sistema de inflado eje a eje para vehículos estacionarios, PTG ha desarrollado también el sistema RDS, que permite regular, de manera totalmente automatizada, la presión para vehículos en movimiento.

Creada en 1993 por Stéphane Fazekas, Téléflow, con sede en Roanne (Francia) y una plantilla de 39 personas, diseña, fabrica y vende sistemas de control de la presión de los neumáticos. Estos sistemas permiten adaptar las presiones según el terreno, mediante unas válvulas especiales patentadas. Téléflow es el principal proveedor de sistemas de control de la presión de los neumáticos en el sector militar y colabora estrechamente con numerosos fabricantes de equipo original. El producto más conocido de la compañía, IN-Motion Control, permite a los usuarios seleccionar el terreno y la carga transportada y ajusta automáticamente la presión de los neumáticos a las condiciones ambientales.