Una serie de empresas españolas de equipos y componentes para automoción participaron de 31 de mayo al 2 de junio en la Misión Comercial Directa organizada por Sernauto a Egipto, una acción que forma parte del Plan de Promoción Internacional que está desarrollando la patronal durante este año para apoyar a las empresas del sector a expandirse por otros mercados.

Egipto, recordemos, es un país de 90 millones de habitantes y está considerado el segundo mercado más grande del continente africano y su tercera economía en términos de Producto Interior Bruto (PIB).

De hecho, se ha convertido en una plataforma de acceso a los mercados de África y Oriente Medio gracias a diferentes acuerdos de libre comercio firmados tales como los suscritos con Turquía, con los firmantes del acuerdo de AGADIR (Marruecos, Túnez y Jordania), con los países africanos que conforman COMESA (Mercado Común del Este y Sur de África) o con los países miembros de GAFTA (Gran Zona Árabe de libre comercio).

El convenio de asociación entre la Unión Europea y Egipto, que entró en vigor en 2004, ha supuesto una reducción progresiva de los aranceles a la importación de vehículos, que eximirá de impuestos a los vehículos importados desde Europa en 2019.

En la última década, las ventas de vehículos se han multiplicado por tres alcanzando en 2015 la cifra de 332.100 unidades. Este país se ha posicionado como el tercer productor de vehículos en África, aunque muy por detrás de Sudáfrica y de Marruecos.

El parque vehicular está constituido por más de cinco millones de unidades, de las que el 80% corresponden a turismos, con una tasa de crecimiento medio anual del 6% y una edad media del parque superior a los diez años.