Paco Aznar es uno de los grandes representantes de nuestro país, con una larguísima trayectoria en el sector, pues si inició como mecánico con apenas 14 años a finales de los 50. Ilustre entre los ilustres, es todo un maestro es esta profesión tan determinante para el recambio. Hoy en día, dirige junto a su hijo Paco su propia firma de representación.


Cuando estábamos preparando el número 249 de nuestra revista Talleres en Comunicación nos acogió en su casa de Alicante para echar una vista atrás a toda su carrera, en la que sobresale su pasión por el asociacionismo.
Aquí podéis leerlo