El distribuidor de neumáticos Tiresur ha conseguido superar su récord cerrando 2017 con un crecimiento del 31% sobre el ejercicio anterior y una facturación que ha ascendido a casi 110 millones de euros. La previsión de Tiresur para cerrar el 2018 es de 134 millones de facturación, continuando con la senda de crecimiento sostenido.

Este resultado sin precedentes en la historia de la compañía se ha conseguido gracias a las políticas de expansión y reinversión de los beneficios en el propio crecimiento de la empresa. Y es que es marca de la casa la apuesta por la mejora continua de los procesos, la formación del personal para incrementar la especialización y profesionalización del equipo humano, la innovación constante de todas las plataformas, software y sistemas informáticos de gestión, la inversión en nuevas instalaciones que mejoren la capacidad de stock y optimicen la logística de la compañía,..., de forma que todos los procesos están en continua evolución y mejora.

Según fuentes de la compañía granadina, “reinvertir para crecer, y crecer para reinvertir, es el bucle en el que Tiresur lleva instalado desde hace tiempo y que parece funcionarle, a la vista de los resultados obtenidos en cada ejercicio económico. Año tras año, las cifras se superan, el mapa del mundo se va redibujando con nuevos enclaves en los que Tiresur ya está presente comercialmente, y todo fluye hacia un horizonte cuyos límites no parecen vislumbrarse”.