El presidente del grupo francés Renault, Carlos Ghosn, indicó hoy que prevé comercializar en Europa el coche de conducción autónoma en 2020, dos años después de que se pongan a circular los primeros en los tres países pioneros, Estados Unidos, Japón y Francia.

Ese lanzamiento se basará en los desarrollos del prototipo "Next Two" en los que trabaja experimentalmente Renault, en el que se combinan tecnologías de delegación con servicios de comunicación que permiten, por ejemplo, mantener vídeoconferencias desde el vehículo.
El presidente del grupo francés señaló que en este desarrollo "el problema no es la tecnología, sino la legislación" que permita su autorización y la delimitación de responsabilidades.