La empresa colombiana Cyclus Manufactura, fundada en 2000, alcanzó el pasado año un facturación de medio millón de dólares, unos 436.651 euros, con diseños de maletas y accesorios confeccionados a partir de neumáticos de tractores y camiones de carga.

 

Se trata de neumáticos reciclados que dan vida a colecciones de bolsos, estuches para tablets y otros accesorios elaborados por esta compañía colombiana, que exporta el 95% de su producción a países como Francia, Suiza, Japón, China y Estados Unidos.

"La gente es, hoy en día, consciente de las realidades del mundo, donde cada vez más tenemos que enfocarnos en la sostenibilidad. El consumidor acepta esto como parte de su vida", expresa Ralph Thoma, director ejecutivo de Cyclus.

Este antropólogo suizo, radicado desde hace 12 años en Colombia, admite que el uso del neumático en productos de moda está generalizado en el mundo, aunque apunta que el valor añadido es la mano de obra colombiana. "Todo está hecho a mano", recalca.

La elección del neumático como insumo principal, añade, se debe a su facilidad para limpiar y su larga duración, pues es muy resistente al agua, el mugre y el sol. "Estas maletas pueden pasar de generación en generación", asegura, al detallar que el proceso de fabricación empieza con el lavado y corte de los neumáticos, pasando a continuación a la cadena de armado y costura, para, finalmente, etiquetarlos y empacarlos.