Imprefil Distribuciones presenta para España y Portugal una nueva familia LKF de filtros de combustible separadores de agua de la marca alemana Separ. El filtro, junto con sus medios filtrantes, está disponible en dos modelos, para automoción e industrial, en función de la cantidad de combustible a filtrar (178 ó 477 LPH).

Los LKF son filtros coalescentes con una larga vida útil de filtrado. La tecnología coalescente consiste en juntar o unir las diminutas las partículas de agua presentes en el combustible, aumentando su tamaño hasta un punto en el que pueden separarse de forma segura por un medio de filtrado hidrófobo. El agua separada se acumula en la parte inferior del recipiente para facilitar el drenaje. Si bien el diseño del filtro es único, existen diferentes medios filtrantes en función de los tamaños de partículas a separar (3,6 ó 10μ).

Los LKF son filtros primarios enfocados a la protección de los motores diésel, que aportan una soluciones de filtración a la línea de suministro de combustible (el deposito) y al motor. La tecnología LKF proporciona una separación del agua del 95% y el recipiente transparente facilita la visualización del nivel del agua. La simplicidad de drenaje del agua, su fácil montaje y la sencillez en el reemplazo del elemento filtrante genera bajos costes en las operaciones de mantenimiento.

Este producto, fabricado con materiales sostenibles y libres de metales pesados no ferrosos, incorpora tecnología de última generación por medio de chips RFID, uno alojado en el cuerpo del filtro y otro chip en el elemento filtrante. Esto permite una trazabilidad del producto aportando una garantía de calidad de fabricación, así como una protección contra falsificaciones.

Los filtros LKF, de reducido tamaño, están disponibles con un sensor de agua opcional para enviar una señal de mantenimiento a las centralitas del vehículo para avisar de las necesidades de mantenimiento o sustitución. Se pueden instalar tanto del lado de succión como del de presión. Debido a su diseño, la caída de presión es baja, mientras que el grado de separación de partículas de agua es alto durante toda la vida útil del filtrante.

Otras características de los filtros LKF son un área de elemento filtrante ampliada, que incrementa la vida de servicio del filtro; los diferentes tamaños de los poros del filtro, para una mejor separación del agua y de las partículas; y la construcción en fibra de vidrio reforzada, que permite un amplio rango de temperatura de trabajo, también para ambientes extremos.