Metalcaucho lanza al mercado productos con exigencias más técnicas. Primero fueron las válvulas EGR, recientemente la nueva línea de suspensión neumática, y ahora las juntas homocinéticas. Esta nueva familia aterriza en la empresa con 55 kits, que incluirán el fuelle con sus bridas y bolsa de grasa, para hacer un cambio completo de la pieza.

Además, entra en el portfolio una nueva familia más para complementar a las botellas de expansión. Se trata de nueve sensores de nivel de refrigerante, que aplican a las marcas BMW, Mercedes-Benz y Land Rover. En este listado de novedades también destaca el crecimiento de dos familias. Los capuchones de amortiguador, que con 50 referencias ya llegan a las 79, y los topes de poliuretano para suspensión, que con 58 incorporaciones alcanzan ya las 139 referencias.

Otro producto que sale reforzado en este lanzamiento de marzo son los fuelles de transmisión y dirección, que aumenta con 46 nuevos artículos y sus respectivos kits. Esta familia ya supera las 1.500 referencias en el catálogo.

En este lanzamiento de marzo, Metalcaucho incorpora 557 referencias, que aplican a 1.350 modelos distintos de coche, 25 de ellas son exclusivas. Las familias más destacadas son: kits de junta homocinética (55 referencias), capuchones de amortiguador (50), topes de poliuretano para suspensión (58), fuelles de transmisión y dirección (46), kits de fuelles de transmisión y dirección (46), tensores y rodillos de alternador (43), soportes de motor (32), termostatos, tapas y boquillas (31), silentblocs (29), manguitos de turbo (28), manguitos de radiador (24), sensores de ABS (18), gomas de barra estabilizadora (14), rodamientos de suspensión (11), cerraduras de puerta (9) y sensores de nivel de refrigerante (9).