En el vehículo eléctrico pueden darse determinadas circunstancias de reparación para las cuales es necesario la aplicación de unos determinados sellantes químicos, que salvaguarden los componentes electrónicos de las inclemencias meteorológicas y ejerzan una estanqueidad adecuada para dicha aplicación.

AjusEV, el nuevo sellante de silicona de Ajusa, cuenta con características formadoras de juntas en la zona de aplicación, por lo que es capaz de establecer una estanqueidad ante agentes medioambientales externos. AjusEV centra su uso como ensamblador, especialmente en aquellas reparaciones centradas en la zona de baterías y en la unidad de control de potencia (PCU).

Por un lado, la reparación de determinados módulos de baterías implica la apertura del alojamiento donde se encuentra todo el grupo. Se puede dar el caso que exista junta física, pero normalmente estos alojamientos vienen de fábrica con un cordón de silicona. Debido a sus dimensiones e impedimento por parte de los talleres de máquinas que se encarguen de la aplicación de dicha junta líquida, AjusEV se hace necesario como solución para la correcta estanqueidad frente agentes atmosféricos externos y flexibilidad en la unión.

Por otro lado, la integración dentro de la PCU de tres módulos diferentes hace que las transmisiones de calor sean muy elevadas y, por ende, la necesidad de refrigeración, lo que implica que la solución de estanqueidad más sencilla sea la utilización de silicona en el ensamblado final del conjunto. Así, tras las reparaciones debido a posibles fallos, no solo en las posibles fugas de refrigeración, sino también cuando sea necesaria la reparación de los módulos internos del dispositivo, será necesaria la retirada de la silicona anterior junto con la consiguiente reposición con AjusEV.