Exide cuenta con una amplia gama de baterías. Los más recientes lanzamientos se circunscriben a su marca Tudor: baterías AGM, EFP y la gama StrongPRO para vehículos industriales. La batería AGM de Tudor utiliza componentes y materiales de altas prestaciones, incluyendo separadores de fibra de vidrio de alta superficie, aleaciones avanzadas de plomo-estaño y exclusivos aditivos de carbono en la masa activa. La nueva tecnología LifeGrid proporciona mayor potencia de arranque y máxima durabilidad. Destinada a vehículos con sistemas Start-Stop o sistemas de freno regenerativo, también da soporte a otros sistemas inteligentes de ahorro de combustible.

Por su parte, la batería Tudor EFB de última generación ofrece una aceptación de carga y una vida útil en ciclos mejorados, un resultado de avances fundamentales en I+D de aleaciones de plomo y aditivos exclusivos de carbono. Permite inicio-parada, frenado regenerativo y otras prestaciones de ahorro de combustible. La tecnología Carbon Boost 2.0 ahora incluida en la nueva gama EFB logra una aceptación de carga dinámica excepcional. En comparación con las generaciones anteriores de EFB, se recupera un 75% más de energía en la misma cantidad de tiempo.

Para vehículos industriales, la gama de baterías StrongPRO de Tudor es ahora más potente que nunca. Una nueva fórmula a base de carbono de masa activa negativa mejora la capacidad de recarga y la aceptación de carga de la batería StrongPRO EFB +. Además, la tecnología HVR (alta resistencia a las vibraciones) permite que StrongPRO EFB + pase las pruebas de vibraciones extremas según la nueva norma europea V4 (EN 50342-1: 2015). Una batería más robusta y duradera significa un coste total de servicio reducido para los propietarios de flotas y conductores de camiones, lo que permite menos reemplazos durante la vida útil del vehículo y minimiza el riesgo de fallos inesperados y prematuros de la batería.