Bajo el nombre SureFire Plus, la división de "Powertrain" de Federal-Mogul ha presentado unas nuevas bujías de alto rendimiento con las que atiende las crecientes demandas térmicas y de voltaje de los motores de gasolina de alta potencia. La producción en serie de las bujías SureFire Plus comenzará en mayo de 2014.


Esta nueva tecnología de bujías suministra un mayor voltaje, prolonga su vida útil y encaja perfectamente en las atestadas culatas de los motores multiválvulas de dimensiones reducidas.
SureFire Plus implica un salto significativo en la tecnología que arranca con las bujías SureFire lanzadas en 2008. Los materiales cerámicos aislantes avanzados permiten a las bujías SureFire Plus suministrar voltajes de 42kV o más, en comparación con los 36kV anteriores. Mayores tensiones de encendido permiten la utilización de mezclas de combustible más pobres, posibilitando un mayor rendimiento del motor y/o un mayor ahorro de combustible además de reducir las emisiones de CO2. El rendimiento cerámico mejorado también permite una reducción del tamaño de la bujía de 14 a 12 o 10 milímetros, de acuerdo con los requisitos de los clientes.
"El aislante cerámico es la única barrera entre los electrodos. Éste fuerza el salto de la chispa, lo que inicia la combustión", ha explicado Rich Keller, Director de Ingeniería de Productos de Ignición, Cojinetes e Ignición, de la división de "Powertrain" de Federal-Mogul. "El nivel de rendimiento cerámico sin precedentes que hemos alcanzado con las bujías SureFire Plus permite una nueva generación de sistemas de ignición que proveen mayor energía y durabilidad en un paquete más pequeño."
Los aislantes de bujías están compuestos tradicionalmente por un 95 por ciento de alúmina (óxido de aluminio), y el resto de vidrio, lo que ayuda en el proceso de fabricación pero limita las propiedades eléctricas y mecánicas. El aislante SureFire Plus está hecho con una fórmula patentada que contiene un 99 por ciento de alúmina y, la parte restante, de una combinación de varios óxidos diseñados para optimizar la resistencia a altas temperaturas, minimizando de esta forma cualquier fuga eléctrica a través de la cerámica. Para llevar a cabo este cambio en la composición del material, Federal-Mogul utiliza nueva tecnología para el proceso de fabricación donde se obtiene la mayor presión de compactación de la fórmula cerámica conocida en el sector durante el proceso de moldeo.
Los avances en la tecnología de componentes como las bujías han facilitado que los actuales motores de gasolina tengan menores emisiones de CO2 y mayor rendimiento y durabilidad.
Los motores de dimensiones reducidas y alta potencia producen picos de temperaturas y presión mucho más altos durante el proceso de combustión, mientras que las mezclas más pobres y los combustibles alternativos son más difíciles de quemar. Todos estos factores incrementan las demandas de energía y voltaje que se requiere de la bujía. Este tipo de motores implican cilindros menores, a menudo con cuatro válvulas donde antes había dos.
Los motores de inyección directa también deben adaptarse al inyector de combustible en la propia cámara de combustión, mientras que una mayor potencia de salida requiere más espacio para los conductos refrigerantes. La combinación de estos factores limita el diámetro de la bujía, afinando el aislante transversalmente y aumentando el riesgo de un salto de corriente.
"El desarrollo de una microestructura cerámica con mayor resistencia a fallos de alto voltaje supuso un primer paso crucial, pero para llegar a fabricar el SureFire Plus fue necesario un salto que rompe con los esquemas del proceso tecnológico de compactación", ha declarado Keller. "Así es como Federal-Mogul mantiene su liderazgo técnico: combinando la investigación en materiales innovadores con técnicas de fabricación avanzadas."