En su nueva campaña informativa destinada a los usuarios de motocicletas, TAB Batteries quiere recordar la importancia de las baterías y de su correcta revisión, sobre todo cuando el vehículo ha permanecido un largo tiempo parado. Según las estadísticas, las averías más habituales en las motos son producidas por causas relacionadas con las baterías por los continuos periodos de inactividad a los que se someten.

Las baterías de moto pueden ser o no selladas. Las que son sin sellar requieren “activarse”, es decir, hay que rellenarlas antes de su primer uso con el electrolito, una solución de agua destilada y ácido sulfúrico que actúa como conductor de la electricidad. Las baterías selladas vienen ya activadas de fábrica.

Actualmente, la normativa europea limita la disponibilidad de ácido sulfúrico por parte del cliente final, por lo que solo se pueden vender baterías al cliente particular una vez hayan sido activadas por un profesional. Por este y otros motivos, desde TAB recomiendan que sea siempre una persona cualificada la que realice el cambio de batería de la moto y, si procede, su activación.

Igualmente, la compañía aconseja que sea un profesional quien realice periódicamente su revisión, ya que éste se encargará de su limpieza y necesaria puesta a punto, o de si es momento de sustituirla. Llegado el caso, el taller también aconsejará sobre cuál es la mejor opción ya que, debido a la gran diversidad del parque de motocicletas, el número de referencias de estos componentes se multiplica en comparación con otros sectores de automoción, como el de camiones o coches, y la elección correcta no siempre es tarea fácil.

TAB Batteries dispone de más de 200 referencias baterías de moto, desde convencionales hasta con tecnología AGM o de GEL, con capacidad para funcionar en posición no horizontal y ofrecer mayor ciclabilidad y durabilidad.