La industria automovilística española cerró los primeros once meses de 2013 con un superávit comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) de 7.162 millones de euros, lo que representa una subida del 4,1% respecto a las cifras contabilizadas en el mismo período de 2012.

Según datos del Ministerio de Economía, esta cifra positiva de la balanza comercial del automóvil se explica por el incremento de las exportaciones. No en vano, durante los once primeros meses del año las exportaciones del sector se situaron en 31.009 millones de euros, lo que supuso un aumento del 9,1%, mientras que las importaciones totalizaron 23.847 millones de euros, un 10,7% más.

En el apartado de exportaciones, las correspondientes a automóviles y motocicletas fueron de 20.686 millones de euros, un 11,3% más, al tiempo que las de componentes de vehículos crecieron un 4,9%, hasta 10.323 millones de euros.

Dentro de las importaciones, las de automóviles y motos subieron un 6,4% en los once primeros meses de 2013, hasta 8.396 millones de euros. Las de componentes de automóviles se incrementaron un 13,1%, con 15.450 millones de euros.