La carga inalámbrica de los smartphones comienza a ser una realidad. Y en el futuro, es posile que simplemente dejando el teléfono en lugares determinados del vehículo, se cargue solo. De momento, no obstante, parece que toca esperar u optar por soluciones sencillas pero inteligentes como el Zens Qi Wireless Car Charger.

Con forma de vaso, el Qi Wireless Car Charger encaja perfectamente en el posavasos del coche. En la parte superior tiene una ranura por la que se introduce el smartphone, que empezará a cargarse inmediatamente. La energía del cargador la obtiene al conectarse al mechero del vehículo con un pequeño accesorio.
Es válido para los teléfonos Nexus 4, Nexus 5, Nokia Lumia 925, Nokia Lumia 920, Nokia Lumia 820, Nokia Lumia 720, y los Samsung Galaxy S3, S4 y S5. Es decir, los terminales compatibles con carga inalámbrica que hayan escogido el estándar Qi. O, como explican en la web, cualquier smartphone compatible con pantalla de menos de 5 pulgadas.
El gadget puede comprarse en la web de Zens por 69,99 euros, lo que no parece tanto teniendo en cuenta lo que aportará a nuestro coche: la posibilidad de tener un lugar para el smartphone en el que este esté cargándose de forma continua, sin necesidad de cables.