Los fabricantes surcoreanos de baterías para coches eléctricos (EV, según sus siglas en inglés) están poniendo sus miras en China, el mayor mercado de automóviles del mundo, pues el gigante asiático trata de combatir los graves problemas de contaminación atmosférica.

El Ministerio de Finanzas de China desveló, el pasado 8 de febrero, que prorrogará un programa de subsidios para los compradores de EV, que estaba previsto que expirara en 2015, bajo el cual se intenta aumentar el número de automóviles eléctricos a medio millón para 2015 y a cinco millones para 2020.

SK Innovation Co. ha tomado la delantera entre los fabricantes surcoreanos de baterías de litio de EV. Ya en julio del pasado año ultimó un acuerdo para establecer con Beijing Automotive Industries Holding Co. y Beijing Electronics Holding Co. la empresa conjunta ‘Beijing Besk Technology', que comenzó su operación el mes pasado para construir una planta de baterías con una capacidad de producción de 10.000 EV para el segundo semestre de este año.

Con sus alianzas comerciales, SK Innovation, que también puso en marcha en enero de 2013 K Continental E-motion Pte. - otra empresa conjunta de baterías con el fabricante alemán de piezas de automóviles Continental AG -, espera convertirse en el proveedor mundial líder de baterías de EV.

La firma está trabajando también para aumentar su capacidad de producción en sus dos plantas surcoreanas de baterías para vehículos eléctricos. En este sentido, tiene previsto finalizar la expansión de su planta en la ciudad costera de Seosan, a 151 km. al oeste de Seúl, de 200 a 300 megavatios-horas.

Otro fabricante local de baterías de EV, Samsung SDI, también se está introduciendo en el mercado chino. Así, a mediados de enero, firmó un acuerdo preliminar con Anqing Ring New Group y la provincia de Shanxi, en el norte de China, para abrir en abril una empresa conjunta. Comenzarán la construcción de la planta de baterías de EV en 2015, tras una inversión de 600 millones de dólares durante los próximos cinco años.

Mientras tanto, LG Chem Ltd., que domina actualmente el mercado surcoreano de baterías de EV, está considerando construir también una planta de baterías para vehículos eléctricos en China.