MirrorLink es un estándar ampliamente utilizado para la conectividad de automóviles y smartphones, quizá no tan conocido como Apple CarPlay o Android Auto. Aquellos que poseen automóviles con equipos compatibles con MirrorLink podían usar la aplicación integrada en sus teléfonos Samsung (fundamentalmente en la gama Galaxy) para reflejar la pantalla de su dispositivo en la pantalla del coche. Pero Samsung ha decidido finalizar el soporte para MirrorLink a partir del 1 de junio de 2020.

Esos significa que no estará disponible para nuevos usuarios y que desaparecerá de las "store". Los usuarios que ya lo tenían instalado podrán continuar usándolo, sin embargo, si restablecen de fábrica su dispositivo, se conectan a un nuevo vehículo, borran los datos de la aplicación o incluso actualizan el firmware en su dispositivo, perderán MirrorLink.

Además del fin de soporte de MirrorLink, Samsung también elimina el soporte de CarMode y a su aplicación 'Find my car', la app que permitía a los dispositivos de Samsung localizar el vehículo. Ambos servicios comparten el fin de la compatibilidad con MirrorLink: los tres perderán el soporte el próximo 1 de junio.

Se recomienda Android Auto como alternativa para los usuarios que deseen funcionalidades similares en sus automóviles.