En los modelos 2018 de SEAT Ateca (KH7), fabricados entre el 10 de abril y el 25 de junio del año pasado, existe la posibilidad de que falten los pasadores internos de seguridad del apoyacabezas central del asiento trasero, pudiendo causar que la parte superior del apoyacabezas se salga de las varillas.

Para solucionar este problema, SEAT ha comunicado a las autoridades de Consumo de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados, para comprobar si existen los pasadores internos de seguridad y, en caso necesario, sustituir el apoyacabezas central del asiento trasero.