Toyota Motor Corporation (TMC) presentará en el Salón del Automóvil de Tokio 2017 dos prototipos propulsados por pila de combustible de hidrógeno, un familiar de alta gama (Toyota Fine-Comfort Ride) y un autobús (Toyota Sora).

El primero de ellos propone un nuevo formato de familiar de alta gama, aplicando una estructura flexible propia de los vehículos eléctricos y disponiendo de una gran cantidad de energía eléctrica generada a partir del hidrógeno. Con este prototipo, Toyota sigue explorando las posibilidades de los vehículos de pila de combustible -Fuel Cell Vehicles (FCV)-, cuyo comportamiento medioambiental es excelente al no emitir CO2 ni ninguna otra sustancia nociva durante su funcionamiento, junto con la comodidad de una generosa autonomía y un tiempo de repostaje de hidrógeno de unos tres minutos.

Este nuevo prototipo de Toyota cuenta con un habitáculo en forma de diamante que se estrecha en la parte posterior, mientras que todas sus dimensiones son mayores en el frontal y la parte central, con lo que se maximiza el espacio en la segunda fila de asientos y se mejora el rendimiento aerodinámico. El Toyota Fine-Comfort Ride presenta una estructura flexible exclusiva de los vehículos eléctricos, ya que incorpora un motor eléctrico en las ruedas y utiliza una cubierta inferior de la carrocería que le confiere un mejor tacto de conducción, rebaja el centro de gravedad e incrementa la estabilidad y el silencio de rodadura, digno todo ello de un familiar de gama alta.

La función del Agente de Inteligencia Artificial y la pantalla táctil están dispuestas en torno a los asientos del conductor y el pasajero. Los asientos se pueden ajustar de forma flexible según la postura y las pantallas permiten al conductor y los pasajeros acceder libremente a la información, con la posibilidad de utilizarse el habitáculo como espacio individual o como lugar de comunicación entre varias personas. El Toyota Fine-Comfort Ride ofrece una autonomía de unos 1.000 km.

Por su parte, Toyota Sora es un prototipo de autobús cuyas ventas se iniciarán en 2018 y, según las previsiones, más de 100 unidades prestarán servicio, principalmente en el área metropolitana de Tokio, antes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

El Toyota Sora está equipado con un sistema de alimentación externo de gran capacidad, que ofrece un suministro eléctrico de gran potencia y capacidad y se puede utilizar como fuente de alimentación de emergencia en caso de catástrofe. Puesto que se espera que el autobús sea utilizado por cantidades variables de pasajeros en cada momento, Toyota ha prestado una especial atención a la comodidad, la seguridad y la tranquilidad, a fin de ofrecer a todos los usuarios una experiencia agradable, para que quieran utilizar el autobús con regularidad.