Vamos de paseo

Cinco trucos de TÜV Rheinland para mantener el coche a salvo del calor

​La multinacional, con 38 centros de ITV en toda España, recomienda el uso de parasoles, el lavado del vehículo, los cristales tintados o la protección de vehículo con una funda.
Tuv rheiland calor verano AA

La multinacional especialista en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial, TÜV Rheinland, comparte cinco sencillos trucos con los que mantener más fresco el coche cuando no es posible aparcar a la sombra para disminuir el tiempo de exposición al sol.


  • Proteger el interior. El uso de parasoles delanteros es más o menos común pero no lo es tanto ver vehículos con esta protección también en la luna trasera. Hacerlo ayudará a reducir notablemente los efectos del sol en el interior del vehículo. Gracias a este sencillo gesto, se conseguirá que el volante no alcance unas temperaturas tan elevadas, algo que también se puede asegurar mediante el uso de protectores de volante.
  • Lavar frecuentemente el vehículo. El lavado del vehículo es una acción recomendable durante todo el año, aunque en los meses de verano es más importante porque contribuye a reducir ostensiblemente la temperatura de la carrocería y otros componentes, mitigando los efectos de la exposición solar prolongada y posibles efectos negativos para la mecánica. Eso sí, es recomendable hacerlo durante la tarde o la noche porque durante el día el vehículo absorbe el calor más rápidamente, llegando incluso a dañar la pintura y la carrocería.
  • Bajar las ventanillas. Antes de arrancar, resulta adecuado bajar un par de minutos las ventanillas, consiguiendo así igualar la temperatura interior con la exterior. Además, se logrará que, al conectar el aire acondicionado, éste tenga que hacer un menor esfuerzo de refrigeración, alargando su vida útil.
  • Cristales tintados. Por sus características, logran reducir el efecto de los rayos solares y, con ello, la temperatura en el interior del habitáculo. Si se quieren oscurecer las lunas del vehículo, se deben usar láminas homologadas y estas solo pueden ponerse en los cristales laterales posteriores y la luna trasera.
  • Funda para el vehículo completo. Puede ser una opción para aquellas personas que vayan a dejar su coche aparcado durante varios días seguidos, o para quienes no quieran preocuparse del movimiento del sol, aunque esté aparcado en la sombra en un momento dado. Gracias a esta funda, todo el vehículo estará protegido de los rayos solares. Incluso, si debajo de la funda se dejan puestos los parasoles y las ventanillas algo bajadas, se multiplicará su efectividad. Esta medida resulta también una de las más efectivas a la hora de proteger la pintura del vehículo que sufre ante la exposición solar y en la que pueden aparecer manchas o pérdidas de color.


Según el director del área de Movilidad de TÜV Rheinland en España, Rodrigo Radovan, “proteger adecuadamente nuestro vehículo de los efectos del sol y el calor durante los meses de verano es una de las acciones que todas las personas comprometidas con el cuidado del coche deberían llevar a cabo, al mismo tiempo que mejorará el confort de los usuarios en cada trayecto”.

Relacionado Consejos de TÜV Rheinland para poner el coche a punto antes de las vacaciones

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos