Producto

ZF anuncia la ampliación de su gama de recambios para vehículos eléctricos

Los talleres dispondrán de nuevos componentes de las marcas Lemförder, Sachs, TRW y BOGE en los próximos meses.
ZF Aftermarkeyt pastilla freno Tesla Model S

Los propietarios de coches eléctricos visitarán cada vez más los talleres independientes en el futuro próximo. ZF Aftermarket ofrece una amplia gama de recambios para vehículos eléctricos en su cartera de productos de sus marcas Lemförder, Sachs, TRW y BOGE, pero también formación en alto voltaje bajo la iniciativa ZF [pro]Tech.


La percepción pública de los vehículos eléctricos a menudo se reduce al tren eléctrico motriz, que es fiable y requiere poco mantenimiento. Pero los sistemas de frenos y suspensión de estos automóviles son quizás más susceptibles a daños y desgaste que los vehículos convencionales debido a las tensiones ejercidas por el peso extra de la batería.


Debido a la gran masa de la batería, el sistema de tracción es de 300 a 500 kilogramos más pesado que los vehículos convencionales de tamaño comparable, ejerciendo una tensión significativamente mayor en los muelles, amortiguadores y soportes. El alto par de los motores eléctricos también ejerce una mayor presión sobre las piezas de la suspensión y aumenta el desgaste de los neumáticos. Por lo tanto, los talleres deben observar de cerca la suspensión de estos vehículos.


Respecto a los frenos, desde ZF Aftermarket indican que es más probable que una carga demasiado pequeña cause problema pero, debido a que estos vehículos desaceleran eléctricamente en muchas situaciones de conducción, los frenos de servicio se utilizan menos. Como resultado, los discos de freno pueden corroerse y las pastillas se endurecen. Los automóviles eléctricos son muy silenciosos, por lo que los propietarios notan rápidamente cualquier traqueteo en la suspensión o frenos chirriantes que limitan la comodidad de conducción mucho más que con los vehículos de combustión de gasolina o diésel, porque el ruido del motor amortigua estos ruidos.


Con una amplia gama de piezas de recambio de sus marcas Lemförder (componentes de dirección y suspensión), Sachs y BOGE (amortiguadores) y TRW (frenos), ZF Aftermarket apoya las operaciones de automoción en los casos de reparación de la suspensión. La gama se extiende desde el Nissan Leaf hasta los modelos Tesla S y X. Un disco de freno especial para el Tesla Model S está disponible con la marca TRW, mientras que las pastillas de freno silenciosas de la marca TRW “Electric Blue” es adecuada para prácticamente todos los coches eléctricos del mercado europeo.


ZF Aftermarket ampliará su cartera de automóviles eléctricos en los próximos meses, lanzando, entre otros, componentes de suspensión y dirección para los modelos VW ID.4, ID.3 y Skoda Enyaq. ZF también es un proveedor de equipos originales para los modelos eléctricos de Volkswagen.

Relacionado ZF Aftermarket amplía su oferta de discos de freno Bi-Metálicos / Semi Compound de TRW ZF Aftermarket lanza un nuevo kit de reparación de actuadores

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos