ADAC, el mayor club de automovilistas de Europa, con 19 millones de socios, ha reconocido la manipulación de cifras en la elección de "El coche preferido de los alemanes", galardón que otorga anualmente la organización. El escándalo ocupa la mayoría de las portadas de los diarios alemanes y la dirección de ADAC ha anunciado un investigación interna sobre el caso, del que responsabiliza al director de comunicación y redactor jefe de la revista Motorwelt, Michael Ramstetter, por inflar el número de participantes en la votación para elegir el premio.

El último galardón fue otorgado al Volkswagen Golf con el voto de 34.299 lectores, cuando sólo había recibido 3.409 votos. El propio Ramstetter, destacan los medios locales, ha reconocido que maquilló las cifras para dar mayor empaque a la encuesta y ADAC se ha comprometido a revisar todos los premios concedidos hasta el momento en un intento de lavar su imagen. Por el momento, se han encontrado pruebas de manipulación en los galardones de 2013 y 2012, aunque fuentes de la organización aseguran que la cifra ficticia de votantes no tuvo influencia en el ránking.
ADAC, consciente de que su credibilidad está en juego, anunció que se pondrá en contacto con la industria del automóvil para presentarle sus excusas por lo sucedido.