CETM-Madrid ha hecho público un comunicado en el que “muestra su satisfacción” después de que el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, haya anunciado que el próximo 1 de enero entrará en vigor una moratoria en virtud de la cual el Consistorio permitirá el acceso al centro de la ciudad a vehículos comerciales de menos de 3.500 kilos sin distintivo ambiental, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

Desde la patronal madrileña de transporte recuerdan que la moratoria a la restricción de acceso a la almendra central de la capital es “una demanda planteada por la patronal del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid, de la que hasta ahora se había hecho caso omiso”.

Además, los responsables de CETM-Madrid aseguran que la incidencia que los vehículos afectados por esta medida tienen en la contaminación de la ciudad es “escasa”, pues representan apenas el 1,7% del total de los vehículos que circulan por Madrid Central. Además, la asociación opina que la implantación de la moratoria es “necesaria para un sector que está siendo maltratado por las administraciones”.

El levantamiento al veto de acceso a los vehículos comerciales de menos de 3.500 kilos será especialmente beneficioso para el sector de las mudanzas, que “tantas trabas está sufriendo” y que “atisba un negro panorama de futuro”, sostienen desde CETM-Madrid, cuyos responsables apuntan también como beneficiarios de esta medida a los propios ciudadanos y a los comerciantes de la zona Madrid Central.

CETM-Madrid insiste en la necesidad de poner en marcha medidas “que luchen contra la contaminación ambiental, pero sin perjudicar al tejido empresarial de la Comunidad”, por lo que aplaude el anuncio realizado por Martínez-Almeida, que se ha comprometido a liberar una línea de ayudas destinadas a la renovación de flotas comerciales que trabajan en la ciudad.