Iveco participó en la conferencia 'L-CNG Transport Seminar' que durante dos días se celebró en Helsinki (Finlandia). Este seminario forma parte de una serie de iniciativas promovidas por NGVA Europa, asociación que agrupa a las principales compañías europeas del sector, incluida Iveco, con el objetivo de crear un debate sobre la necesidad de reglamentaciones para desarrollar el mercado de vehículos de gas natural y el diálogo con las instituciones comunitarias y nacionales.

 

Con su presencia en esta cita, Iveco confirma su compromiso con la movilidad sostenible y su liderazgo en el campo de las tracciones alternativas, avanzando soluciones que contribuirán en el futuro a ayudar a reducir aún más el impacto medioambiental del sector del transporte, como prevén las políticas de la Unión Europea.

En representación de la compañía acudió Clemente Chandon, responsable de desarrollo de negocio de la división de vehículos pesados de gas natural en Iveco EMEA, que destacó la innovación y la amplia experiencia de Iveco en este sector. La empresa fabrica desde 1995 vehículos propulsados por metano y, actualmente, es un referente de este mercado, con una completa gama de vehículos industriales y autobuses.

Chandon enumeró asimismo las múltiples ventajas de la tecnología de gas natural, tanto desde el punto de vista medioambiental como de la sostenibilidad económica. De hecho, en términos de protección del medio ambiente, la propulsión de gas natural es la elección tecnológica más eficaz y ya está disponible para resolver los problemas de contaminación en las zonas urbanas, por lo que es la única alternativa real a la gasolina y al gasóleo.

En términos de emisiones, el gas natural es un combustible 'limpio' con unas emisiones de CO2 (-10% con respecto al diésel), partículas (-95%) y NOx (-35%) reducidas al mínimo.

Desde la perspectiva de sus ventajas económicas para los usuarios, el gas natural tiene un coste en el surtidor significativamente inferior al del diésel, lo que permite una reducción de hasta el 40% en los gastos de combustible, la partida que tiene un mayor impacto en los costes totales de explotación del vehículo (TCO, según las siglas en inglés Total Cost of Ownership).