Ancera ha hecho llegar una alerta a las tiendas de recambios del automóvil de toda España sobre los numerosos timos que están ocurriendo en forma de pedidos de talleres realizados por teléfono.


Según la describe Ancera, la operativa consiste en una llamada telefónica, en nombre de un taller conocido de la tienda, desde el que piden piezas que luego pasan a recoger personas que nada tienen que ver con el taller en cuestión. Las tiendas se dan cuenta cuando llaman para hacer efectivas sus facturas y el taller le informa que ni ha pedido la pieza, ni ha enviado a nadie a retirarla ni nada de nada. En muchas ocasiones no se toman precauciones por la confianza entre la tienda y su cliente.
Los casos de los que tiene constancia Ancera se han dado en la comunidad de Madrid pero no la asociación no descarta que puedan estar ocurriendo en otras provincias. Por ello Ancera pide a las tiendas que tomen las medidas oportunas (pedido debidamente firmado por el taller, identificación a la retirada, confirmación telefónica con el taller etc.) y por supuesto si ocurriera, poner la correspondiente denuncia en la policía.