En su 70º aniversario, la AEC ha querido hacer un guiño a sus miembros más fieles, otorgando su Medalla de Oro 2019 a los cuatro que más tiempo llevan perteneciendo a su Consejo Económico. Así, el máximo galardón de la asociación está compartido este año por las empresas Cepsa, Repsol y Acciona, y por el Ministerio de Fomento. Además, la entidad ha concedido la Medalla de Plata a la Fundación ACS, mientras que la Medalla al Mérito Internacional ha recaído en el Ministerio de Transporte de Argentina.

  • Cepsa. En 1952, cuando la Asociación Española de la Carretera apenas llevaba funcionando tres años, Cepsa decidió unirse a la AEC para apoyar las acciones que desarrollaba. Desde entonces hasta hoy, durante 67 largos años, ha seguido fiel a los principios que encarna la asociación, convirtiéndose en su socio más longevo. Actualmente, Cepsa es socio Patrocinador, categoría que supone el mayor grado de implicación en el proyecto asociativo, y está presente en sus órganos de dirección a lo largo de todas estas décadas.

Entre los grandes proyectos en los que la compañía ha participado, destaca su patrocinio del “Premio Internacional a la Innovación en Carreteras Juan Antonio Fernández del Campo”, un certamen que apoya desde su constitución en 2005. La Medalla de Oro fue recogida por Pedro Miró Roig, vicepresidente de la entidad.

  • Acciona. Es el segundo miembro más antiguo de la AEC, y al igual que otras muchas entidades de su Consejo Económico, no es éste el nombre con el que allá por 1969 la firma se adhería a la asociación. Por aquel entonces, Acciona era Entrecanales y Távora, una empresa que fue creciendo hasta convertirse en lo que hoy es una de las compañías de servicios más grandes de España.

En 2005, Acciona se convierte en patrocinador del recién constituido “Premio Internacional a la Innovación en Carreteras Juan Antonio Fernández del Campo”. Pero es en mayo de 2015, cuando se intensifica la colaboración de ambas organizaciones con la firma de un convenio para la realización de actividades conjuntas en todas las materias relacionadas con el sector viario. Acudió a recoger la Medalla Juan Ignacio Entrecanales, vicepresidente de la entidad.

  • Repsol. Un papel amarilleado por el tiempo da fe de que en el año 1969 la Empresa Nacional Calvo Sotelo (Encaso) se da de alta como socio en una AEC que por entonces ya contaba con más de 60 integrantes. Fue sólo un mes después de que la adhesión de Acciona.

En 1986, con la entrada de España en la Comunidad Europea y el comienzo de la liberalización del mercado del petróleo, el nombre de Repsol pasó a representar a todo el grupo de empresas que actuaban dentro del Instituto Nacional de Hidrocarburos. Durante este tiempo, Repsol ha destacado como uno de sus más activos miembros: socio patrocinador, colaborador de la revista Carreteras y expositor en todos sus grandes congresos. Es también patrocinador, desde sus inicios, del “Premio Internacional a la Innovación en Carreteras Juan Antonio Fernández del Campo”. Luis Cabra, director general de Desarrollo Tecnológico, Recursos y Sostenibilidad, fue el encargado de recoger el reconocimiento.

  • Ministerio de Fomento. Cuando Miguel Montabes, fundador de la AEC, llegó de Estados Unidos con el objetivo de crear una asociación similar a la que existía allí, a la primera persona a la que acudió en busca de ayuda fue a Marcelino Ahijón, que era Ingeniero Jefe de Conservación de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Obras Públicas. Tanto se implicó Ahijón en que la Asociación saliera adelante, que en el momento de su constitución acabaron nombrándole presidente.

El paso de los años y los cambios en la presidencia de la asociación no han diluido las relaciones entre ambas instituciones. El Ministerio -Obras Públicas, Obras Públicas y Urbanismo, Fomento… según la época- siempre ha estado dispuesto a apoyar las acciones de la AEC, especialmente los congresos y jornadas que organiza. Fue el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, quien recogió la Medalla.

  • Fundación ACS. La formación es la razón de ser de la Fundación ACS, que desde su nacimiento al inicio de esta década orienta a este fin la mayoría de sus líneas de acción, a través de una serie de mecenazgos y patrocinios culturales, institucionales, deportivos o medioambientales. También promueve la concesión de premios y becas, y otras actividades, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, entre ellas las formativas.

Y es en este punto en el que los caminos de la Fundación ACS y la Fundación de la Asociación Española de la Carretera, FAEC, se cruzan. Y lo han hecho en el sector que mejor conocen ambas: el de la obra pública. Para ello, junto con la Fundación Laboral de la Construcción, mantienen un acuerdo cuya finalidad es contribuir a la capacitación de los trabajadores no cualificados. AEC ha galardonado a la entidad con la Medalla de Plata, que recogió su vicepresidente, Antonio García Ferrer.

  • Ministerio de Transporte de Argentina. Argentina es uno de los países de Sudamérica que más se ha implicado en los últimos años en la mejora tanto de las redes de carreteras, como de la seguridad vial. El Ministerio de Transporte, competente en estas materias a través del área de Vialidad y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, ha apostado por la modernización del sistema y la consolidación de la red. Recogió la Medalla al Mérito Internacional Patricia Mabel Gutiérrez, administradora general de la Dirección Nacional de Vialidad del Ministerio de Transporte del Gobierno de Argentina.

En este mismo acto, recogieron una Medalla de Honor con Mención Especial otros 31 profesionales que, en el desempeño de su labor, han colaborado o apoyado de forma continuada a la Asociación Española de la Carretera en su lucha por mejorar las infraestructuras viarias.