Junto con la vocación de servicio y atención al cliente, el otro gran pilar en el que se sustenta Carglass es su posicionamiento tecnológico, basado en el trabajo de Belron Technical, el Departamento de I+D del Grupo Belron. Además de crear y actualizar el 'Belron Way of Fitting' (el Manual Técnico que garantiza la prestación de un servicio de elevada e idéntica calidad en cualquier lugar del mundo) y de desarrollar herramientas exclusivas, Belron Technical realiza una constante labor de investigación.

El objetivo de este equipo técnico, compuesto por siete personas, es identificar las futuras amenazas y oportunidades tecnológicas que afectarán a todo lo relacionado con la cristalería del automóvil, su tecnología, conectividad y seguridad; y encontrar soluciones para garantizar que sus técnicos puedan seguir prestando servicios y recalibraciones de la máxima calidad en todas las marcas y modelos de vehículos.

Las soluciones que desarrolla este departamento son una combinación del diseño de herramientas propias, pero también la búsqueda de los principales proveedores de herramientas de terceros (por ejemplo, asTech, Bosch o Hella) para alcanzar el 100% del potencial de cobertura de recalibración de vehículos. Además, se trabaja en conjunto con los fabricantes de equipos de recalibración y diagnóstico, y se investiga para entender el impacto de una recalibración incorrecta.

Entre los programas de investigación de 2021, destacan los siguientes:

  • Investigación de tendencias futuras. El objetivo es comprender el impacto de las redes de comunicación, la tecnología de ciberseguridad, el cifrado de los vehículos y los servicios de los coches conectados en los automóviles, para desarrollar soluciones que garanticen quelos técnicos puedan seguir proporcionando servicios de sustitución y recalibración de lunas de primera clase.
  • Investigación independiente de pruebas de pista. Belron Technical trabaja con organizaciones de investigación como TRL, MIRA y TRC para comprender el impacto de una recalibración incorrecta, es decir, si las directrices del fabricante no se siguen correctamente. Cuando las cámaras fallan por una mala recalibración, el coche no es capaz de realizar un reconocimiento fiable del entorno y los sistemas de seguridad fallan, lo que, a su vez, puede provocar un frenazo a destiempo o, lo que es más grave, una colisión o un atropello. Las investigaciones incluyen simulaciones por ordenador de una recalibración satisfactoria frente a una incorrecta; pruebas ADAS de tipo euro NCAP en pistas de pruebas para evaluar hasta qué punto se ven afectadas las prestaciones ADAS si no se siguen las directrices de los fabricantes; y evaluar el impacto de las condiciones previas del vehículo antes de la calibración.
  • Cobertura de vehículos. El proyecto estrella de este área es la construcción de una herramienta de comparación de la cobertura de las herramientas de diagnóstico de la cámara frontal.
  • Soluciones tecnológicas para el vehículo. El objetivo general de este equipo es abordar las tecnologías actuales y futuras que se encontrarán los técnicos durante la realización de un servicio y explorar soluciones para abordar las necesidades de recalibración ampliadas, a medida que evoluciona la fusión de sensores y cámaras de los vehículos. Para abordar estas áreas, se realizan pruebas de herramientas de todas las soluciones de recalibración ADAS disponibles y se comparan con las especificaciones y procedimientos de los equipos originales. Estas pruebas se llevan a cabo en los centros de I+D situados en Fort Worth (Texas) y Múnich (Alemania). Los resultados de estas investigaciones se comparan con resultados de las soluciones 'over the air' (OTA) para garantizar la continuidad.
  • Innovación técnica, métodos de reparación y 'Belron Way of Fitting'. La meta general es revisar todos los métodos de reparación de los fabricantes relacionados con la recalibración de los sensores, la sustitución de los cristales y otros procesos relacionados para garantizar que nuestros actuales proveedores de equipos puedan gestionar cualquier cambio en la tecnología, por ejemplo, el aumento de la tecnología de seguridad cibernética, los nuevos procesos de recalibración de los sensores o el restablecimiento de los Head Up Displays. También incluye la actualización del 'Belron Way of Fitting' en base a las directrices del fabricante.