Standox renueva el etiquetado de sus productos para facilitar su identificación de forma rápida y sencilla. El nuevo sistema utiliza códigos más grandes y colores para clasificar a los productos por tecnologías, así como unos símbolos fácilmente reconocibles con los que se pretende simplifica el trabajo a los pintores profesionales.

“Standox se caracteriza por proporcionar buenos resultados en el repintado a la primera. Para conseguirlo, trabajamos constantemente con el fin de perfeccionar nuestros productos y servicios hasta el último detalle”, explica Olaf Adamek, Brand Manager de Standox para la región de Europa, Oriente Medio y África. "El nuevo diseño de nuestros envases favorecerá un flujo de trabajo más profesional, fluido y eficiente, ya que ahora es aún más sencillo identificar el envase correcto".

Uno de los principales cambios en las etiquetas es que los nombres de productos y los códigos de productos y bases de mezcla son mucho más grandes y, por tanto, se pueden leer mejor. Los colores de los aparejos aparecen de manera clara junto al código de producto y de la base de mezcla. Los iconos sencillos designan materiales específicos como diluyentes, endurecedores y aditivos, o proporcionan información sobre el manejo correcto de cada material.

Una gran onda de color muestra qué tecnología de producto contiene el bote -por ejemplo, Standoblue o Standohyd- y, gracias a los diferentes diseños del fondo en la parte superior de los botes, resulta fácil identificar los productos adecuados para cada tipo de reparación, ya sea de turismos o vehículos comerciales, o para aplicaciones industriales.