La producción de vehículos en España se redujo un 17,3% en febrero respecto del mismo mes de 2020, hasta las 217.065 unidades. La menor demanda en los mercados español y europeo y la escasez de microchips, que ha provocado reducciones o supresión de turnos en algunas fábricas, lastran los datos del segundo mes del año, según datos de ANFAC. En el acumulado de los dos primeros meses, la producción cayó un 13,4%, hasta las 435.266 unidades.

Las fuertes caídas registradas en enero en mercados claves como Francia (-21%), Reino Unido (- 35,5%) o Portugal (-59%) son determinantes para la fabricación de vehículos españoles, como también lo es la situación de las ventas en España (-44,6%), que sigue cayendo más que sus homólogos de la Eurozona. Desde ANFAC recuerdan que uno de cada cinco vehículos vendidos en España es de fabricación nacional.

Por tipo de vehículo, tanto los turismos como los vehículos comerciales e industriales registraron fuertes retrocesos en febrero. En el caso de los turismos, la producción sufrió una caída del 20%, con 168.684 unidades, mientras que la fabricación de vehículos comerciales e industriales retrocedió un 6,2%, hasta las 48.381 unidades.

Por fuentes de energía, la producción de los vehículos electrificados creció un 55% en febrero hasta las 20.158 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales y gas natural), lo que supone el 9,3% de la cuota total de producción. En el acumulado del año, la fabricación de los vehículos electrificados, híbridos y de gas asciende a 41.187 unidades, más del doble que en el mismo periodo de 2020.

Por su parte, los híbridos enchufables, con una cuota de producción del 5,6%, se colocaron de nuevo como el vehículo alternativo de mayor fabricación en España, alcanzando las 12.203 unidades producidas en febrero, todas ellas turismos. También se fabricaron 5.685 vehículos eléctricos, con una cuota total del 2,6%. De estos, 4.979 fueron turismos. En cuanto a los vehículos híbridos no enchufables, su producción cayó un 68,2% (286 unidades).

Por otro lado, las ventas fuera de las fronteras españolas descendieron un 15,6%, hasta las 182.921 unidades. Los mercados europeos, que representan un 70% de las exportaciones, redujeron sus compras de vehículo español en un 19,4%. De entre los cinco mercados principales de exportación, destaca el comportamiento de Turquía, cuyo mercado recibió desde España un 82,3% más de unidades respecto de 2020.

Las exportaciones a América cayeron un 20,8% como consecuencia de las caídas en sus dos principales destinos: Estados Unidos (-67,3%) y México (-14,3%). Mejoran África (23,3%) y Asia (33,4%), mientras que el crecimiento de África se debió al aumento de las exportaciones a Marruecos (21,4%) y a Egipto (30,5%). En Asia, la mejora proviene del crecimiento experimentado en Japón (119,5%).

Por tipo de vehículo, los turismos registraron una caída del 19,3% en las exportaciones, hasta las 144.659 unidades, mientras que los vehículos comerciales e industriales aumentaron un 2,4% hasta las 38.262 unidades exportadas.